Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Estafa 122 millones de dólares a Facebook y Google enviando facturas falsas que las empresas pagaron dócilmente

25 Mar 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

Ilustración: Boing Boing.

Robar es pecado y está feo, en eso estamos de acuerdo. Robar a Facebook y a Google no está taaaan feo, honestamente. Menos aún con un método tan ingenioso como el empleado por un estafador lituano, que consiguió sustraer 99 millones de dólares a Facebook y otros 23 millones a Google entre 2013 y 2015 enviando facturas falsas de productos inexistentes que nunca se enviaron y que nadie en las dos multinacionales se molestó en comprobar.

Evaldas Rimasauskas, un tipo con nombre de personaje de novela de espías, se hizo pasar por el fabricante taiwanés de hardware Quanta Computer Inc. y creó una sociedad con el mismo nombre en Letonia. Durante dos años, el estafador y sus cómplices se hicieron pasar por empleados de la multinacional asiática, según la investigación judicial que se acaba de hacer pública.

Los falsos empleados de Quanta enviaban correos electrónicos a sus “colegas” en Google y Facebook, urgiéndoles a pagar “facturas de millones de dólares” a su proveedor asiático. Las compañías estadounidenses realizaron obedientemente transacciones millonarias a cuentas bancarias en Lituania, Letonia, Chipre, Eslovaquia, Hungría y Hong Kong, según detalla The Guardian.

Rimasauskas, antes de la extradición. Foto: Andriu Sytas/Reuters.

Rimasauskas también falsificó cartas, sellos corporativos, pedidos y contratos a nombre de ejecutivos de las empresas estafadas, e intentó blanquear el flujo de dinero a través de cuentas bancarias en Estados Unidos. Su empresa fraudulenta tenía un consejo de administración que consistía en un solo hombre: Rimasauskas.

Curiosamente, la sentencia hecha pública por el Departamento de Justicia de EE.UU. omite pudorosamente el hombre de las empresas estafadas y se refiere a ellas como las “empresas víctimas”. Sin embargo, una sentencia judicial de un tribunal lituano identificó que Google y Facebook eran las “empresas víctimas”, según Reuters.

El estafador lituano ha acordado pagar una multa de 50 millones de dólares a las “empresas víctimas”, si bien no está claro que ha pasado con los 73 millones restantes. Google ha quitado hierro al asunto, afirmando que “detectamos el fraude y alertamos con celeridad a las autoridades. Hemos recuperado los fondos y estamos felices de que este problema ya está resuelto”. Pelillos a la mar.

Visto Bleeing Computer, vía Boing Boing. Con información de The Guardian.