Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Roy Campbell, el poeta católico (y franquista) que inspiró el personaje de Aragorn en ‘El Señor de los Anillos’

10 May 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

Los medios hemos jaleado unánimemente el ‘zasca’ de Vigo Mortensen a Vox por utilizar la imagen de Aragorn en un meme. En una carta a ‘El País’ que se ha hecho viral, el actor explicaba por qué Aragorn “un estadista políglota que aboga por el conocimiento y la inclusión de las diversas razas, costumbres y lenguas de la Tierra Media” jamás hubiera estado del lado de “un partido político ultranacionalista y neofascista” como Vox.

Ahí viene Aragorn con Anduril desenvainada para poner los puntos sobre las jotas. ¡Jaque mate, Vox!

¿O tal vez no? Porque puede que, efectivamente, Aragorn hubiera puesto su espada al servicio del “otro bando”, en el caso de que existan dos bandos, uno bueno y otro malo, como de un modo esquemático y un tanto maniqueo se plantea en ‘El Señor de los Anillos’: Tierra Media, bien. Mordor, mal.

Tolkien, el franquista que detestaba a Hitler

La realidad es siempre más compleja, y si nos atenemos a los hechos nos llevaremos más de una sorpresa. Por ejemplo, más de uno se quedaría con el culo torcido al saber que J.R. Tolkien, ferviente enemigo de Hitler y de todo lo que suponía el III Reich (que muchos equiparan a Mordor en su trilogía) apoyó a Franco durante la Guerra Civil Española. Estrictamente católico y conservador, Tolkien apoyó al bando franquista al tener noticias de que los milicianos “rojos” estaban destruyendo iglesias y matando sacerdotes y monjas en la zona republicana. Es menester recordar aquí que Tolkien estaba lejanamente emparentado con el conde de Osborne, bisabuelo de Bertín Osborne, estirpe de rancio abolengo, con especial hincapié en lo de “rancio”.

Si alguien convenció a Tolkien para volverse franquista fue Roy Campbell, un poeta sudafricano que luchó del lado de las tropas franquistas durante la contienda española y que, ¡sorpresa! sirvió de inspiración al personaje de Aragorn, como el mismo Tolkien reconoció.

El primer encuentro de Tolkien con Campbell fue tan evocador que quedó reflejado con inusitada fidelidad en la escena de presentación de Trancos/Aragorn en ‘La comunidad del anillo’, cuando el montaraz observa a los hobbits desde un rincón de la taberna ‘El Poney Pisador’:

“Una tormentosa tarde de octubre de 1944, J.R.R. Tolkien entró en la posada oxoniense Eagle & Child y no tardó en fijarse en un individuo que, en un rincón, apartado del grupo, escuchaba una charla amistosa de C. S. Lewis (autor de ‘Las Crónicas de Narnia’).

Tolkien lo describe como delgado, alto, demacrado, con cicatrices, avejentado, ojos brillantes, nariz ganchuda, vestido medio a lo militar, con sombrero de ala ancha… Cuando el misterioso personaje decidió intervenir en la conversación, Tolkien descubrió un fascinante acento impreciso.

Parece ser que Tolkien no lo dudó más. Había encontrado, en carne y hueso, a ese Strider (‘Trancos’) del Prancing Pony (el ‘Poney Pisador’), futuro Aragorn de ‘El Señor de los anillos’ que en esos momentos todavía no había acabado de perfilar en su imaginación”.

Huelga decir que Tolkien quedó instantáneamente fascinado con aquel hombre idealista, aventurero y perseguidor de nobles ideales. Según describe el escritor y maestro Carlos Rodríguez Estacio en un largo post en Facebook,

“Uno de los aspectos más novelescos de su biografía fue cómo se jugó la vida para salvar papeles personales de San Juan de la Cruz de valor incalculable, que le habían entregado unos monjes carmelitas. Al día siguiente estos monjes fueron fusilados por los milicianos republicanos que también hicieron arder su biblioteca. La casa de Campbell fue registrada pero, por fortuna para todos nosotros, no dieron con los valiosísimos archivos. De haberlos encontrado, hubiera supuesto el fin de estos documentos… y de la vida del propio Campbell”.

Además de la adscripción de Campbell/Aragorn al bando nacional, Estacio pone en duda también que el personaje de Tolkien hubiera podido ser miembro de Òmnium -la organización nacionalista catalana a la que está adscrito Viggo Mortensen-. Escribo a Estacio para preguntarle a quién cree que hubiera votado Aragorn, hijo de Arathorn, en el supuesto de que tal personaje tuviese DNI para votar: “No sé si a Vox, pero a Unidas Podemos, desde luego no”, me responde.

Lo que hubieran votado Pippin y Merry ya tal.

Con información de El País, Lordismo, Candeales y Rubiones y Strambotic.

BONUS TRACK: La curiosa relación familiar entre Bertín Osborne y Tolkien

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Si te entran ganas de invadir La Comarca:

 

– El cementerio de las especies extintas

– Bienvenidos a Tolkien Park: las nuevas especies bautizadas con personajes de “El Señor de los Anillos”