Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Obras maestras del bodegón policial: hoy, desmantelado el peligroso Cártel de Reocín (Cantabria)

05 Jun 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

En Strambotic siempre hemos sido muy aficionados al género del bodegón policial, esas fotos en las que las fuerzas del orden exhiben la mercancía decomisada, bien sean cuatro litronas de cerveza (Bullas, Sevilla) o un bocata de hachís, la típica merendilla de Melilla.

Hoy incorporamos a la colección la instantánea distribuida por la Guardia Civil de Reocín (Cantabria) tras desarticular una pujante organización de narcotraficantes (se empieza con unas piedras de hachís, pero cualquier día están moviendo toneladas de metanfetamina). Vamos con la foto y en seguida seguimos con el dadaísta relato de los hechos, que también tiene bemoles.

El chaval detenido tenía 16 años y portaba en sus bolsillos un móvil, quince euros, un mechero no recargable, un paquete de Marlboro y cinco piedras de hachís. El hecho de que esta incautación merezca una foto, una nota de prensa y una noticia en El Diario de Cantabria es una prueba fehaciente de lo mucho que se aburren los beneméritos agentes del cuartelillo de Reocín.

Vamos ahora con el relato de los hechos, que está a altura de un capítulo de ‘The Wire’:

“La Guardia Civil fue alertada por la dirección del IES de que había jóvenes que podían estar consumiendo hachís en los alrededores del instituto. En ese momento comenzó una investigación y a finales del pasado mes de mayo se constató la presencia de varios jóvenes que estaban fuera del centro, en horario escolar, a los que se identificó.” [Estaban haciendo pellas en el parque].

“Uno de ellos llevaba un cigarro con una sustancia estupefaciente, que fue intervenido, y se denunció al joven, alumno del citado IES, por su tenencia” [Se estaba fumando un trócolo].

“Al verificar que se estaban consumiendo drogas en las proximidades del centro educativo, la Guardia Civil intensificó las pesquisas para averiguar quién las suministraba y concluyó que era un menor, vecino de la zona, que circulaba en bicicleta por los alrededores del instituto, aunque no era alumno del mismo.” [El amigo camello, en bici, nada nuevo bajo el sol].

“Ayer lunes por la mañana los agentes montaron un operativo encubierto en los alrededores del IES. Durante el mismo vieron a cinco jóvenes que abandonaban el centro y se dirigían a un parque próximo. Poco después pasó por la zona otro joven que circulaba con una bicicleta, se percató de la presencia de los alumnos y continuó su marcha. Minutos después regresó, se dirigió al grupo de alumnos y se realizó un intercambio, momento en el que actuaron los guardias civiles. Al ser interceptados, se evitó la entrega de droga”. [¿Operativo encubierto? Oiga, que se estaban FUMANDO UN PORRO].

“El sospechoso portaba en una riñonera cinco trozos de hachís, dinero en metálico, tabaco, un mechero y un teléfono móvil, entre otros efectos, por lo que fue detenido como presunto autor de un delito contra la salud pública al haber sido sorprendido infraganti realizando una venta de hachís, cortando así una fuente de venta al menudeo de droga”. [Este párrafo clama al cielo: “delito contra la salud pública”, “sorprendido infraganti”, “fuente de venta al menudeo de droga”…]

Una vez desarticulado este peligroso grupo de narcos, hoy el mundo en general, y Cantabria en particular, es un lugar algo más seguro.

Visto en El Diario de Cantabria. Con información de Strambotic.

BONUS TRACK: El bodegón policial como una de las bellas artes

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¡Más mandanga!:

– Los diez mejores carteles del cine español

– Los mejores momentos para disfrutar del cannabis