Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Pues va a ser que sí hubo un negro en Chernóbil

07 Jun 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

Recientemente la guionista británica Karla Marie hizo arder internet tras comentar que le parecía fatal-fatal que en la televisiva serie Chérnobil no apareciesen actores de color. Las masas enfervorecidas la sometieron a mofa y escarnio digital respondiéndole que en la Ucrania soviética de mediados de los 80 era prácticamente imposible encontrarse a un negro. Pero (cosas veredes)…¡Error! Hubo uno, haciendo la mili y luchó contra las terribles consecuencias del más famoso accidente nuclear de la historia .

Según ha revelado la web ucraniana The Babel , para alegría de la guionista que se imaginaba Ucrania como el multiétnico barrio londinense de Brixton,  hubo un «liquidador» negro entre las muchas tropas enviadas a luchar contra la radiación desatada en el la central de Chernóbil en 1986.

El individuo, de nombre Ígor Anatólievich Jiriak, a los 18 años, estaba haciendo la mili (y quizás hasta las empanadillas) en Kiev (capital de Ucrania) en 1985, destinado a una brigada de ingenieros que se encargaba en principio de la construcción de puentes de pontones.

«¿Hola, está la radiación? Que se ponga.»

Tras el accidente acontecido en la central eléctrica nuclear Vladímir Ilich Lenin (si, se llamaba así oficialmente), en Prípiat, a los soldados de esta unidad del ejército se les ordenó que ayudaran a contener el desastre. Ígor Jiriak se convirtió así en una de las 600 000 personas que recibieron altas dosis de radiación durante los trabajos de descontaminación.

Concretamente, la unidad de Jiriak llevó a cabo la tarea de construir un puente de pontones que, cruzando el río Prípiat, sirviese para evacuar a los ciudadanos de la hoy ciudad fantasma.

«Tengo un diploma»

Según la web Russia Beyond, Ígor subió en 2016 a su perfil de VK (un Facebook a la rusa) muchas fotos de su estancia en Chernóbil para conmemorar el 30 aniversario de su participación en los trabajos para paliar los efectos devastadores de la contaminación atómica.

Jiriak también colgó escaneado un supuesto Certificado honorífico de Agradecimiento que recibió por su servicio a la Madre Patria, firmado por el comandante de su unidad militar.

Dudas

Algunos, que siempre hay alguien dispuesto a aguar la fiesta, ponen en duda la historia basándose en que, en las fotos que aparecen carteles con los nombres de Prípiat y Chernóbil, Ígor no aparece en ellas. Sólo aparece en fotos con sus compañeros soldados. Por otro lado, gente que estuvo en la zona por la época asegura reconocer puentes y otros lugares de Chernóbil y creen que las fotos son auténticas.

Ahora, los periodistas de medio mundo andan intentando contactar con el exsoldado para hacerle una entrevista.  Acribillarle a preguntas como ¿Brillas por la noche? ¿Sufriste mutaciones? ¿Tienes algo que ver con un conocido personaje del Whatssap?

Sin embargo, que Jiriak resida en el quinto abeto (en concreto en la ciudad noroccidental rusa de Cherepovéts) y que no use muy a menudo las redes sociales,  está haciendo esta tarea bien complicada. Por lo menos, viendo las fotos de su perfil en VK, a pesar de su paso por Chernóbil, parece que goza de buena salud.

Visto en The Babel . Con información de Russia Beyond, RT y VK.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Parecen ficción pero no lo son:

Mapa de los tiempos de espera haciendo autostop en Europa

No estaba muerto, estaba de parranda: un hombre incinerado aparece vivo tras dos meses de borrachera

Diez marcas que suenan fatal en otros idiomas

Masters of Naming: la hilarante recopilación de los nombres más cachondos de las tiendas