Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Un repartidor de Telepizza se hace pasar en Twitter por cliente insatisfecho y la empresa muerde el anzuelo

04 Jun 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

Montaje de @tikotikoh.

El secreto está en el ‘zasca’. La distancia en el mundo real entre los directivos de Telepizza, la multinacional española de fast-food que cotiza en bolsa, y uno de sus humildes repartidores en moto es inabarcable, pero se reduce sobremanera en Twitter.

Según han denunciado los sindicatos, Telepizza se niega a aplicar a sus trabajadores la subida del salario mínimo (de 740 a 900 euros) decretada por el Gobierno a finales de 2018. Un repartidor cabreado de Telepizza lanzó un señuelo a la empresa, haciéndose pasar por un cliente insatisfecho en Twitter. Con un mensaje calculadamente ambiguo, Hikikomori publicó el siguiente tuit:

“Estoy muy decepcionado con el trato que he recibido en una tienda @telepizza_es en Madrid. Ésas no son formas de hablar a la gente. No pienso volver jamás”.

Igual que los repartidores de Telepizza son adiestrados para entregar la pizza caliente, el webmaster sabe que cualquier mención directa a la empresa debe recibir cumplida respuesta, así que no tardó en responder:

“Por favor escríbenos por MD la tienda, tlf de contacto y detalle de lo sucedido. Gracias”.

Misión cumplida. Ya solo quedaba dar la puntilla, que vino en forma de ‘zasca’ reivindicativo. Fuera caretas:

“Gracias @telepizza por responder. Pues os cuento, es que trabajo en un Telepizza y va el jefe y dice que no nos van a pagar el nuevo salario mínimo, y que si no nos gusta, que a la calle. Debe estar equivocado, ¿verdad? Porque pagar el salario mínimo es la ley, lo sabéis ¿no?”.

Foto: Izquierda Diario.

Visto en Twitter. Con información de Izquierda Diario.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¿Te has quedado con hambre?

¿Por qué la comida del avión nos sabe tan mal?

– ¿Feto de pato cocido o pis de vaca? Las diez comidas más asquerosas del mundo

– Botellón de garrafón: veinte brebajes que de dejarán resaca con solo leer la etiqueta