Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

¿Por qué Sarkozy siempre parece más alto que Carla Bruni en las fotos, cuando en realidad es mucho más bajito?

08 Jul 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

Nicolas Sarkozy mide 166 centímetros de estatura, medio palmo menos que su mujer, Carla Bruni, que alcanza unos majestuosos 175 cm. Sin embargo, en la última portada de ‘Paris Match’, cualquiera diría que sucede al revés: que es la Bruni la que tiene que ponerse de puntillas para besar a Sarkozy, y no al revés.

Nicolas Sarkozy, un homme de passions”, titula la revista en portada, que añade una coletilla aún más machista al titular: “La France, la polotique, Carla”. Carla, por su parte, cierra los ojos y se refugia bajo la axila del ex presidente, como buscando protección. ¿Está de rodillas?, ¿en cuclillas?, ¿qué ángulo ha utilizado el fotógrafo para conseguir esa perspectiva? Algunas de las posibilidades que se barajan son estas:

La portada de ‘Paris Match’ no es más que la última cuenta de un rosario de portadas y posados en los que Sarkozy -el gran estadista acomplejado de su estatura- logra siempre parecer más alto que su compañera sentimental, la otrora famosa modelo Carla Bruni. Las estrategias para lograr el efecto óptico son variadas: Carla, con la cabeza apoyada en la entrepierna de Sarkozy, en una sugerente estampa cotidiana; una vez más, acurrucada bajo su ala en una góndola en Venezia o Carla en un escorzo imposible mientras ambos pasean por la playa (posado robado), de modo que los ojos de ella aparezcan por debajo de los de él, dando la falta impresión de que Nicolas es un bigardo.

El detalle no tendría mayor importancia si no fuera porque, como analiza Lesins Rocks, la iconografía de la pareja está intencionadamente orientada a mostrar una jerarquía entre ambos, y esa jerarquía se basa también en la estatura: el más alto -o el que está más arriba- domina simbólicamente al más pequeño, Carla en este caso, aparentando un “estatus superior”.

Lady Di y el príncipe Carlos

No es la primera pareja que cuyas estaturas aparecen distorsionadas por la iconografía oficial. En los años 80, el príncipe Carlos siempre parecía ser bastante más alto que su esposa, la malograda Lady Di, en las fotos y sellos oficiales. Sin embargo, ambos tenían la misma estatura: 1,78 cm. “Estas fotos muestran una representación tradicional de la princesa en la que ella adopta el estereotipo femenino de sumisa y pasiva”, explica el sociólogo Frédérique Matonti en el artículo de Lesins Rocks.

Un caso más reciente que afecta a la misma revista y a otra familia real es el del príncipe Alberto II de Mónaco y su esposa Charlène. Una vez más, el bajito es él, pero el montaje de las fotos siempre da la falsa impresión de que es mucho más alto, es decir, que lleva los pantalones en palacio.

Visto en Twitter, vía ‘Paris Match’, con información de Lesins Rocks. Gracias a Laura Ferrer por el chivatazo.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

BONUS TRACK: Mapa de la estatura masculina en Europa

Abundando:

Quince consejos psicomágicos de Jodorowsky para mear y no echar gota

Veinte pies de fotos descacharrantes que nos reconcilian con la prensa escrita

¿Eres tan duro como ellos? Diez fotos del  metal que dan vergüenza ajena