Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Una escuela de 48 millones de dólares diseñada para sobrevivir a los tiroteos masivos

10 Sep 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

2018 fue un año récord para los tiroteos masivos en colegios de Estados Unidos: 94 incidentes, uno cada cuatro días, en los que murieron 55 personas, entre alumnos, profesores y pistoleros. Las matanzas de la Escuela Elemental de Sandy Hook, en la que murieron 26 niños y la Marjory Stoneman High School, con 17 muertos, están entre las más sangrientas de las registradas en la última década en el país. Tristemente, Columbine ya no es noticia.

La Escuela Secundaria de Fruitport, Michigan, ha sido diseñada con el objetivo expreso de minimizar el número de víctimas ante el eventual ataque de un pistolero o pistoleros, asumiendo que, tarde o temprano, va a suceder un incidente con armas de fuego. El despacho de arquitectos Tower Pinkster está detrás de este nuevo diseño de instituto anti-tiroteos en el que se han invertido 48 millones de dólares y entrará en funcionamiento este curso.

En el recorrido virtual que ha creado la empresa puede apreciarse cómo se accede al centro educativo a través de un gran atrio, en el que se distribuyen las taquillas de los estudiantes. Esta distribución permite que el tirador o los tiradores sean vistos por los estudiantes y éstos puedan refugiarse tras las taquillas cuando empiece la balacera. En los institutos tradicionales, las taquillas suelen estar ubicadas en largos pasillos, ideales para perpetrar matanzas con un subfusil de asalto.

La escuela está diseñada en base a cinco segmentos que pueden aislarse mediante un “botón de pánico”, de forma que el francotirador solo puede masacrar a los estudiantes que hayan quedado encerrados en el área correspondiente, en tanto el resto de las zonas permanece a salvo. Las aulas y las distintas áreas están divididas por cristales antibalas, lo que permite avistar la llegada del atacante o los atacantes y tomar las precauciones necesarias.

La entrada del campus y los pasillos internos de los edificios están diseñados en curva, para quebrar la línea de tiro del francotirador. Además, cada varios metros se levantarán unos muros de hormigón en los pasillos para que los alumnos puedan refugiarse de las balas. Las aulas cuentan con cerrojos internos para bloquear las puertas cuando empiecen a sonar los disparos, amén de barreras con capacidad para refugiar a 33 personas, 32 alumnos y el profesor.

En un reportaje de NBC sobre la próxima apertura del centro, los alumnos entrevistados consideran que es “una buena idea” anticipar los tiroteos masivos porque “así me puedo centrar en mi clase de español”. Una madre, que ha recaudado fondos para la construcción de la instalación, explica impávida ante las cámaras que “es el mundo en el que viven nuestros hijos”, así que es mejor estar preparados para un tiroteo y “que puedan centrarse en sus estudios”.

Cerca de 40.000 personas murieron por disparos de armas de fuego en Estados Unidos en 2017. EE.UU. es el país de la OCDE con mayor número víctimas mortales per capita por arma de fuego (10 por 100.000 habitantes), diez veces más que Alemania o 40 veces más que el Reino Unido.

Gráfico: Vox.

Visto en Futurism. Con información de ABC News, Vox, Statista y NBC.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

BONUS TRACK: Emergencias recuerda a los habitantes de Florida «No disparen al huracán»

¡Que no pare la música!

–  Ocho pueblos que rinden homenaje al cannabis en sus escudos y banderas

– Diez viñetas que explican el mundo mejor que cualquier libro

– El Museo de los Productos Fracasados