Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Muere ahogado mientras hacía una proposición de matrimonio submarina

23 Sep 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

El novio muestra el anillo durante la fatal inmersión. Foto: Facebook.

No puedo aguantar mi respiración lo suficiente para decirte todo lo que amo de ti. Pero… todo lo que me gusta de ti, me gusta más cada día”. Este es el mensaje que Steven Weber escribió en una hoja de papel y mostró a su prometida, la tanzana Kenesha Antoine, a diez metros de profundidad, en la cúpula de la habitación submarina que ambos ocupaban en un exclusivo resort del país africano, en la isla de Pemba.

Fueron las últimas palabras de Weber, que no volvió a subir a la superficie y murió en el intento de pedirle matrimonio a su novia. En el vídeo puede apreciarse cómo el submarinista -que llevaba únicamente unas gafas de snorkel y unas aletas- pega la nota a la ventana de Kenesha, que graba la escena desde el interior de la suite submarina. A continuación, muestra un anillo de compromiso y, ya sin aire, voltea hacia la superficie. Según confirmó la mujer en un post en Facebook, su prometido “nunca emergió de las profundidades”.

Kenesha Antoine y Steven Weber. 

El establecimiento, Manta Resort, confirmó a BBC. que Weber “se ahogó trágicamente mientras practicaba buceo libre en el exterior de su habitación submarina”. El resort “lamentaba profundamente” [sic] en un comunicado del “fatal accidente ocurrido el nueves 19 de septiembre”.

La pareja había alquilado una habitación submarina en el Manta Resort, a unos 250 de la orilla y diez metros de profundidad. El precio de la habitación es de 1.500 euros la noche. El tercer día de la estancia, Steve tuvo la fatal idea de hacer su original propuesta de matrimonio, a pulmón libre, y mientras la futura viuda observaba toda la operación desde la habitación.

A modo de homenaje, la mujer colgó el vídeo y las fotos de la fallida propuesta en su cuenta de Facebook, al tiempo que daba a su prometido la respuesta que “él nunca pudo oír”: “sí, quiero”.

“Nunca tuvimos la ocasión de celebrar el principio del resto de nuestras vidas juntos, y el mejor día de nuestras vidas resultó ser el peor, en el giro más cruel del destino imaginable”, dice en su post, que se ha llenado de condolencias de propios y extraños.

Visto en BBC. Con información de Facebook.

BONUS TRACK: Desde Rusia con amor: Las fotos más inexplicables de las páginas de ligoteo rusas

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Sin cambiar de tema:

¡Cuánto daño ha hecho el Photoshop! Miembros fantasma y amputaciones en revistas de moda

¿Eres tan duro como ellos? Diez fotos del  metal que dan vergüenza ajena