Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Se hace un tatuaje y una semana después se lo borra… con un rallador de queso

05 Oct 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Strambotic

“Veleidoso: dícese de la voluntad antojadiza, la inconstancia o el deseo vano”. La cara de este joven argentino debería ilustrar la definición de “veleidoso” en el diccionario: se hizo un tatuaje en el antebrazo y una semana después, descontento con el resultado, se lo quitó a la brava: con un rallador de queso.

La historia del joven argentino la contó en Twitter su amigo Marías Costa y se ha convertido en un viral en medio mundo: en las fotos puede apreciarse el antes y el después de la dolorosa operación de borrado del tatuaje: la piel desollada y una bonita costra que seguramente derive en cicatriz.

El joven argentino, que pide que no se difunda su nombre ni su foto, que bastante tiene con la gracia, tenía dos buenos motivos para eliminar el tatú: 1. No estaba contento con el resultado y 2. Quería postularse para ingresar en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) y uno de los requisitos del puesto es no tener tatuajes visibles.

Según cuenta el propio protagonista en una entrevista en Infobae.

“Me hice el tatuaje y a la semana quise inscribirme para ingresar en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Si bien en los requisitos de la web no aparece, me comentaron que no podía trabajar con tatuajes visibles. Esto ocurrió en agosto de 2017. En ese momento tenía 19 años”.

El otro motivo es puramente estético, y ahí le damos toda la razón: el tatuaje parece una ameba con forma de cochinillo. Un desastre. Escuchemos al hombre que se ralló:

“El otro motivo sí tuvo que ver con lo estético. Soy muy detallista y no me había gustado cómo quedó el tatuaje. Entonces busqué en YouTube maneras de borrarlo. Primero probé con una piedra pómez, pero no obtuve resultados. Entonces continué con el rallador. Me dolió y sangró muchísimo. Tenía que vendármelo constantemente y colocarle desinfectante y antiséptico. A la semana fui a un hospital y me dieron la vacuna antitetánica”.

Algunos internautas han puesto en duda la veracidad de la historia del rallador de queso, así que el protagonista ha respondido en Instagram con un vídeo en el que enseña ufano su brazo magullado:

https://www.instagram.com/p/B3GBHVSHLKW/?igshid=gvv3c437zg1y

Poco nos pasa.

Visto en Twitter e Instagram. Con información de Infobae.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

BONUS TRACK: Once tatuajes de los que te arrepentirás

Otros tatuajes míticos (y algunos que podrían llegar a serlo):

– Pokémon, Star Wars y muchos superhéroes: los ‘frikis’ también se tatúan

– El pijama de Espinete, las corbatas del oso Yogui y otras contradicciones surrealistas de los dibujos animados

– Yo de mayor quiero ser catador de marihuana