Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Las incautaciones de droga más demenciales de las aduanas

04 Nov 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Luis Landeira

Al principio siempre parece una buena idea. Estás sin un duro, ni estudias ni trabajas, te sobra tiempo y tienes poco que perder. Y, nada, decides hacer un ‘breaking bad’ y pasar unos paquetitos por la aduana para sacarte un dineral y vivir el resto de tu vida a cuerpo de rey.

Así que rumias una idea que crees genial, brillante, infalible, para esconder la droga. ¡Seguro que ahí no se les ocurre mirar! Lo malo es la ley de Murphy, que reza “si algo puede salir mal, saldrá mal”. Y justo el día «D» el aeropuerto está plagado de agentes de narcóticos y perros detectores de droga. Y te pillan. A continuación, veremos una galería de fotos de lo que pasa en ese momento tan dramático y lamentable como, a veces, desternillante.

Debajo del peluquín

El cartel de Cali tenía un plan B si fallaban los narcosubmarinos de cocaína en el Atlántico: anegar los aeropuertos españoles y europeos con señores con bisoñé bajo los que esconderían fardos de cocaína. La primera remesa de esta nueva estrategia no pudo esquivar la astucia de la policía española, que será cualquier cosa menos tonta.

En un libro

Ríase usted del criptex del Código da Vinci, porque este misterio es aún más insondable: un anciano de 71 primaveras tratando de pasar 700 gramos de coca de Estados Unidos a Canadá en las pastas de un libraco de poesía.

En salva sea la parte

La foto de la izquierda parece sacada de la película Spinal Tap, pero hemos podido comprobar que es real: un señor con esa pinta de Pink Floyd e intenta hacerse un Costa Rica-Madrid con un kilo de coca en el paquete. La mujer policía, que no es tonta, supo desde el principio que ese bulto no podía ser del bigotes.

En una paloma mensajera

Unos desaprensivos van y agarran una paloma mensajera y le ponen en el lomo una mochilita con 178 píldoras de ketamina. El guardia que vigilaba la frontera entre Irán y Kuwait atisbó al bicho revoloteando con tan insólito equipaje y lo cazó al vuelo. Desconocemos la pena que le cayó al pobre pájaro.

En plátanos de Canarias

Ni del frutero te puedes fiar. Uno que trabajaba para narcos colombianos tenía más de 100 kilos de cocaína escondidos en los plátanos de su frutería; si no lo llegan a pillar se hubiera sacado unos 28 millones de euros vendiendo lo que había en los frutos del amor.

En las piernas

Algunos parece que se buscan su propia ruina. Porque ya me dirán si no hay formas más discretas de tratar de meter 14 botellas de whisky en Arabia Saudi que amarrárselas en las patorras con cinta adhesiva.

En zanahorias de plástico

2.817 zanahorias de plástico rellenas de marihuana. Ese fue el cargamento que encontraron dos polis gringos en las camionetas de un par de ciudadanos mexicanos que trataban de cruzar la frontera. En total, la policía encontró más de una tonelada de mandanga oculta en las verduras de polietileno anaranjado.

En galletitas de vainilla

-Bienvenido a Houston, caballero. ¿De dónde viene?

-De Guatemala, agente.

-¿Algo que declarar?

-Nada, oficial.

-¿Y eso?

-Nah, un piscolabis. Unas galletitas de vainilla.

-¿Me permite abrirlas?

Y, naturalmente, dentro de las galletitas no había vainilla, sino 60.000 dólares de merca.

En un paquete de café

Parecía imposible que engancharan a este guatemalteco que llevaba kilo y medio de heroína oculto en un paquete de café molido. Pero los policías del aeropuerto de Miami se coscaron gracias a la cámara de rayos X, que todo lo ve.

En Ferrero Rochers

¿Quién puede sospechar de una elegante dama de 46 años que lleva cinco bombones Ferrero Rocher en en un coqueto bolso de marca? La policía del aeropuerto de Sídney, que no se chupa el dedo y se dio cuenta que bajo los envoltorios de los dulces había bolas de metanfetamina.

En un carrito de bebé

La DEA se las apañó para pillar a unos desalmados que habían escondido un ladrillo de droga en el carrito de un inocente bebé. Si es que…

En paquetes de jabón

Este entrañable abuelillo australiano de 91 años, llevaba 27 paquetes de jabón rellenos con cuatro kilos y medio de cocaína en un vuelo Nueva Delhi-Sídney. El anciano dijo que no sabía nada de droga y era víctima de un cambiazo, pero si se prueba su implicación entraría en el Guinness de los Récords como el traficante más viejo del mundo.

En piñas

200 kilos de coca, que se dice pronto. Fue lo que se encontró la policía de Algeciras al abrir 10 containers llenos de piñas huecas y rellenas con cilindros de droga.

En un bombo de embarazada

Los traficantes no saben lo que inventar para burlar a las autoridades. Esta timorata señorita, fue detenida en el aeropuerto de Bogotá cuando estaba a punto de coger un avión hacia su país, Canada, haciéndose pasar por embarazada; bajo su falsa barriga de látex llevaba dos kilos de farlopa.

En lubricante para gays

De Tailandia venía esta partida de 150 botellitas de supuesto lubricante anal para el mercado gay. En realidad, los botecitos contenían esteroides ilegales.

En un mister Potato

Ni a un icono de nuestra infancia como Mister Potato nos respetan ya. ¿Pues no van y lo rellenan con pastillotes de éxtasis? En total, la droga pesaba 293 gramos y fue descubierta en una oficina de correos de Sídney. Para más señas, el paquete venía de Irlanda, con destino a una barriada de las antípodas.

En una escayola

Parece que lo de usar hombres de edad venerable como portadrogas es cosa corriente entre los narcotraficantes. A uno de 66 tacos pilló la poli en el aeropuerto de Barcelona tratando de embarcar con la pierna escayolada con pasta de cocaína.

En una tabla de surf

Los oficiales de la frontera entre México y Estados Unidos no ganan para sustos. A 200 metros de la costa vieron a un alegre surfero cogiendo olas en una vetusta tabla de surf. Tras tener una fuerte corazonada, lo pararon, desmontaron la tabla y, bingo, estaba llena de marihuana.

En unos cachorritos

Los mafiosos colombianos ni a los cachorritos perdonan: a estos les injertaron quirúrgicamente heroína líquida con destino al mercado estadounidense. Si Félix Rodríguez de la Fuente levantara la cabeza…

Este post contiene guacamole, bananas, droga, Cola Cao, información e imágenes de Telegraph, DEA, Ministerio del Interior, Aeropuerto de Sidney, Australian Border Force, Policía Nacional y Aeropuerto JFK.

¡Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

¡Más mandanga!:

Los mejores bodegones policiales de ayer, hoy y siempre

Diez portadas de discos que trataban de ser sexy y daban risa

Lost in translation: las traducciones más descabelladas del inglés al español

– Los mejores momentos para disfrutar del cannabis