Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“La filosofía puede salvarte de la autoayuda, del pensamiento conspiranoico e incluso de la religión”

30 Nov 2019
Comentarios

Compartir: facebook twitter meneame

Iñaki Berazaluce

En 2004, Guillermo Gallardo fundó junto a su profesor Fernando Álvarez Palacios y otras mentes inquietas la Sociedad de Filosofía Aplicada (SOFÍA). En el mundo analógico aquel proyecto estaba circunscrito a un púbico minoritario, ese tipo de gente que lee a Pitágoras, Hegel y Montaigne. Pero en esto llegó internet y las redes sociales y aquello se fue de madre. El 12 de agosto de 2011 –por cierto, el día que este cronista que hoy se despide cumplía 40 años- se abrió en Facebook la mejor página de filosofía y humor de la Red: la Sociedad de Filosofía Aplicada, que hoy cuenta con 3,4 millones de seguidores.

Heredero del espíritu de la página –divertido, didáctico y a la vez profundo- es el libro ‘Filosofía para todos’, publicado por el sello Oberon de Anaya y que ha escrito Guillermo Gallardo e ilustrado otro filósofo, Luis Miguel Ybaraz.

Guillermo, CM y alma máter de SOFÍA, es un creyente en las nuevas tecnologías, así que hacemos la entrevista vía el chat de WhatsApp.

 ¿Tu libro es una consecuencia natural del abrumador éxito de vuestras redes sociales?

Sí y no. La posibilidad nos la ha venido por ese triunfo, por el que la Editorial Anaya ha confiado en nosotros. Pero el espíritu del libro estaba ya de antes, es el mismo que el de la página, poder dar al gran público un medio más mundano, divertido e interesante de acercarse a la filosofía

Algo que faltaba, ya fuera porque a nadie se le había ocurrido o porque desde la academia se ha buscado premeditadamente ese desconocimiento de la filosofía para el gran público.

En tu libro cuentas cómo los académicos han arrebatado -conscientemente o no- el debate filosófico de la calle. El resultado es que muchos aún tenemos un temor reverencial por la Filosofía con mayúsculas.

Sí, así es… esa misma reverencia que antaño promovía la iglesia hacia la Biblia y toda la liturgia. Mantener a la audiencia a distancia so pretexto de ser algo difícil y casi sagrado. Un monopolio que sigue bastante vigente.

‘Filosofía para todos’ es todo lo contrario: textos concisos, sentido del humor… ¡y dibujos!

Hemos tratado de elaborar una historia de la filosofía rigurosa pero atractiva, presentando a los 100 autores más destacados cómo haría un manual al uso, a través de los temas que han constituido las grandes problemáticas, y poniéndolos al servicio de la gente y la realidad de vida.

Es decir, ¿que la filosofía no solo sirve para discurrir sino para resolver problemas cotidianos?

Así nació, así surgió y fue entre los griegos… aunque en algún momento se desvirtuó y ocurriría lo que Marx sentenció en la famosa frase «los filósofos se han dedicado a contemplar el mundo, y de lo que se trata es de transformarlo».

Dejó de ser un arte para la vida y primero se hizo un saber puramente teórico y luego ya abstracto, desconectado de la vida y, finalmente, un saber cerrado en sí mismo y exclusivo de unos pocos. Y ahora no hay filosofía de verdad ni en la calle ni en la academia.

Y ahí aparece la Sociedad de Filosofía Aplicada para volver a conectar la filosofía con la vida…

A intentarlo al menos. No es una tarea de unos pocos ni de un momento. SOFIA ha tratado de señalar lo que se podía hacer y poner su granito de arena, pero la filosofía es algo tan de todos que poco puede hacer por sí misma.

Guillermo Gallardo, escritor, y Luis Miguel Ybaraz, ilustrador, del libro.

¿Qué os dicen los académicos, los filósofos «profesionales», cuando ven los memes de Kentucky Freud Chicken o El Tío Schopi?

De todo, intentamos, y lo conseguimos gracias a las amistades, mantener una relación cordial con todas las instituciones, pero el esnobismo siempre nos tacha de ser divulgadores cuando no «vulgarizadores». Nos consta que a mucha gente le hace mucha gracia, pero también hay quien nos ataca frontalmente.

¿Crees que divulgando/democratizando la filosofía podemos salvar las almas de las garras de la autoayuda?

Creo que se puede acercar a la gente a salidas más serias que las que da la autoayuda, más religiones, la ideología clásica de masas, los conspiranoicos y demás visiones de las cosas que principean por ahí por falta de algo mejor.

Nos consta que mucha gente que buscaba en esas explicaciones antes, una vez conocen la filosofía y los grandes autores, está muy agradecidas de poder ir ensanchado sus miras y su batería de respuestas.

No obstante, hasta un reloj estropeado da bien la hora dos veces al día. Autores vilipendiados por los académicos y adorados por el público como Jodorowsky también dicen cosas interesantes.

Por supuesto. Y eso se debe a que la mayoría de esos autores sí conocían a los grandes pensadores. Jodorowsky por ejemplo es un gen conocedor de toda la filosofía, desde Platón a Jung, pasando por Nietzsche. Lo que pasa es que esos autores no suelen decir que sus ideas no tan son originales y, en rigor, si uno puede elegir entre estudiar a psicología profunda de Jung o la psicomagia de Jodo, uno sale más enriquecido leyendo al primero.

Más originales resultan las ideas de Zizek, el primer filósofo en darse cuenta del potencial de las redes para convertirse en un ‘influencer’ del pensamiento. ¿Qué opinión te merece el filósofo pop?

Efectivamente, Zizek es un filósofo que está haciendo la cosas en el sentido que nosotros entendemos que debe tomar la filosofía. Es un autor muy de nuestro tiempo, muy posmoderno, pero su intento de revisar la historia oficial de la filosofía al hilo de la realidad actual es muy a tener en cuenta.

¿Crees que YouTube es un formato más propicio para difusión de ideas filosóficas que el venerable formato escrito?

Bueno, ya Heidegger decía que no siempre un ensayo es la mejor forma de hacer filosofía… a veces una poesía o, decía Heidegger, la fundación de una ciudad, son formas mejores de hacer aparecer el Ser que un sistema cerrado de pensamiento.

En cualquier caso, la filosofía ya que es un saber para la vida, debería estar en todos los formatos donde se manifieste la cultura y el saber del hombre.

Está bien que los académicos sigan desarrollando sus formas más conceptuales y complejas de filosofar, de hacer estudios más específicos de las obras y sistemas de los grandes pensadores, pero no hay que dejar de lado una apuesta más general… En ese sentido, el cine, la literatura o incluso las redes sociales pueden ofrecer un formato muy interesante para desarrollar otros aspectos y niveles del pensar. La filosofía siempre ha aspirado, como los hombres del Renacimiento, a ser universal y completa, y siendo así, su labor debe verse en cualquiera manifestación humana. Incluso, como advirtió Guy Debord y el situacionismo, la filosofía puede estar en una pancarta, un eslogan o un graffiti… siempre que este produzca una situación de pensamiento, un punto de sorpresa o una disonancia cognitiva que derribe la inercia del pensamiento convencional. Un meme puede en un momento dado ser una palanca de iluminación.

¿Cómo explicas el retorno del pensamiento mágico y del esoterismo tras lo que parecía el triunfo de la ciencia? ¿O quizá nunca se fue del todo?

La ciencia, en su afán de legitimidad (que ni siquiera ha conseguido, como demuestran los grandes científicos del siglo XX, tales como Gödel y su principio de incompletud en las  matemáticas, Gilbert en lógica, o Heissenberg y su principio de incertidumbre en física), han dejado de lado todo aquello que no podían explicar… y han quedado tantos puntos ciegos en el saber que la gente ha tenido que buscar respuestas en donde ha podido

Si hubiera existido una filosofía fuerte, no acomplejada por la certidumbre cientificista, la gente buscaría allí… pero ni la ciencia da respuestas para lo que su método no puede reducir a lo medible y cuantificable ni la filosofía ya intentaba dar explicación alguna. La filosofía ha desaparecido de la escena social y personal, y eso así, los únicos que dan respuestas a los problemas que la ciencia no trata son las formas más primitivas de explicación humana.

Aunque sean disciplinas netamente supersticiosas y acientíficas (irracionales cabría decir), la gente sabe que hay más de lo que la ciencia trata, lo sabe connaturalmente, lo necesita en su fuero interno, y a falta de pan buenas sin tortas… y van a buscar respuestas donde pueden. Y más en sociedades cada vez más complejas y alienantes.

Los autores, durante la reciente presentación del libro en Madrid.

Hablemos de milenarismo… digo de posmodernismo. ¿Qué ha aportado esta escuela de pensamiento a la filosofía?

No es tanto un movimiento como la era en la que estamos… como diría Lyotard es un nuevo eon histórico, el momento del fin de los grandes relatos que la modernidad y la contemporaneidad ejemplificaron, es la época del pensamiento débil que vaticinó Vattimo, la forma efectiva de la sociedad líquida de Bauman. Es la característica de nuestro tiempo: relativismo, escepticismo y ausencia de proyectos… en la ciencia, en la sociedad, la política y hasta en la concepción personal.

¿Nihilismo también?

Sí, quizá Nietzsche lo vio y profetizó mejor q nadie. También Heidegger cuando habló del fin de la metafísica y la era de la técnica. En la modernidad se tenía fe en el progreso, fe en que se podían hacer modelos completos de saber y modelos de sociedad emancipadores fueran cuales fueran: el movimiento ilustrado, el hegelianismo, marxismo…Todos creían que se podían hacer grandes proyectos

Pero el sueño de la utopía produce monstruos totalitarios…

Así ha sido, efectivamente. Es complicado encontrar el término medio, pero la falta de fe en cualquier saber o idea también nos está llevando al fracaso absoluto como sociedades e individuos. Mucho más vacíos e indiferentes. No hay más que ver la política actual, donde no hay ningún partido o gobierno que piense más allá de 4 años, lo cual es terreno abonado para el modelo mercantil que triunfa mejor donde no hay fe en nada.

Al final del libro hay una nutrida selección de mujeres filósofas, de Hipatia a Naomi Klein. ¿Están todas referenciadas en el volumen?

 Sí, una de las ideas claras de esta historia era rehabilitar a las pensadoras olvidadas. Absolutamente fundamentales en la historia general de la filosofía. No cómo pincelada feminista, sino porque en la filosofía más ortodoxa tenían que estar. Por eso hemos incluido a las que tenían que estar como cualquier autor fundamental, y luego una selección de otras que deberían estar pero que falta espacio.

 ¿Crees que existe algo parecido una “filosofía femenina”?

Según mi opinión, la filosofía es unitaria, no hay ni debe haber una filosofía de hombre y otra de mujeres. Lo que sí hay es una rama de la filosofía, muy importante y más que justificada por las circunstancias de la mujer a lo largo de la historia, que se ocupa del feminismo y la lucha por la igualdad. Pero ni es una filosofía exclusiva de mujeres, ni es la esencia de una especie de filosofía femenina.

El espacio del libro obliga a seleccionar a unas y otros… cosa que por ejemplo no ocurre en otros medio. Así en Facebook no tuvimos ese problema, formato en el que pudimos añadir mucha más e incluso hacer una selección exclusiva de autoras.

¿Esperamos entonces un segundo volumen de ‘Filosofía para todos’?

Así es: ya estamos trabajando para hacer un segundo libro con la editorial Anaya que se llamará ‘Las filósofas para todos’.

Ya estás tardando en comprar ‘Filosofía para todos’.

Puedes seguir a SOFIA en Facebook (Sociedad de Filosofía Aplicada) y en Instagram.

Síguenos en Facetrambotic y en Twitterbotic!

Probablemente tampoco te interese:

– Diez platos vomitivos de los hospitales que te harán salir peor que estabas

– Si a su cartel le faltan los humanos, ¿eres capaz de adivinar la película?

– John Heartfield, el tatarabuelo alemán del Photoshop (y los memes políticos)