Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

La dilatada historia del alargador de penes

30 Nov 2018

Iñaki Berazaluce

No, no lo inventó Austin Powers, como tampoco lo inventó internet, con esas estafas que a la hora de la verdad servían para comprar solo una lupa. Aunque pueda sorprender, el alargador de penes tiene una historia centenaria y un solo objetivo: mejorar las entrepiernas de muchos hombres, con mayor o menor éxito. En un principio, no era solo una mera cuestión de alargar centímetros. Lo que pasa es que al hombre los argumentos visuales le entran mejor (dicho sin doble sentido alguno, por supuesto).

El alargador de pene tal y como lo conocemos hoy en día nació en 1874, de la mano del doctor estadounidense John King. En principio, era una bomba de vacío que, colocada en el miembro viril, tenía el objetivo de lograr una erección, introduciendo sangre en las venas de esa cosita que tiene nombres mil. Desgraciadamente, esta erección desaparecía al retirar la bomba, así que de poco servía.

[» Seguir leyendo »]