Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

17 palabras madrileñas para que te entiendas fetén con los chulapos de la capital

04 Ene 2018

Luis Landeira

Foto: Ayuntamiento de Madrid.

Decía Dámaso Alonso que “Madrid es una ciudad con más de un millón de cadáveres”. Pero cabría añadir que también hay un montón de muertos vivientes: 3.166.000 para ser exactos y según el último censo. No sé si peco de Perogrullo si digo que todos esos vivientes hablan por los codos, a excepción de los sordomudos. Y aunque no existe un idioma madrileño, sí hay una jerga típicamente madrileña.

Si acabas de llegar a la capital, al faro ibérico, al rompeolas de las Españas, y no quieres que te tachen de paleto, de guiri o de gilipichi tendrás que hablar como los madrileños. Para ello, basta que adoptes un tonillo chulesco, que gesticules muy mucho y que uses alguna de las palabrotas que te enseñaremos a continuación. Si al final de tu frase añades “que te lo digo yo”, miel sobre hojuelas. O sea, dabuten. [» Seguir leyendo »]

Cuando nuestra caspa política usa dinero público para ir a la peluquería

23 Feb 2016

Strambotic

mariano

¿Qué extraña relación existe entre las peluquerías y el mundo de la corrupción? ¿Qué serie de tropelías financieras y abusos de poder han tenido salones de belleza como escenario? ¿Cómo han usado nuestros cargos públicos el dinero de los contribuyentes para aplicarse tratamientos capilares o permanentes? ¿Se ha pagado con dinero negro alguna botella de Filvit champú?

Muchas preguntas y casi ninguna respuesta más allá de los muros de estos establecimientos del retoque estético, donde igual que te haces unas mechas puedes lavar los beneficios de una trama criminal. Estos son algunos de los escándalos más sonados provocados por la falta de higiene capilar de nuestros políticos, algunos dignos de poner los pelos de punta:

[» Seguir leyendo »]

El motivo capilar definitivo por el que Pablo Iglesias va a ser el próximo presidente del Gobierno

10 Nov 2014

Iñaki Berazaluce

presipelos carmona

Si Pedro Sánchez, Mariano Rajoy o Esperanza Aguirre quieren ganar las elecciones generales de 2015 deberían empezar a dejarse perilla. En caso contrario, el líder de Podemos Pablo Iglesias será el próximo inquilino de Moncloa (si es que no traslada su residencia oficial a Batán). La perilla es la única variante capilar facial que le falta a la democracia española, según el perspicaz dibujo del gran Álvaro Carmona que ilustra este post.

No le falta razón a Carmona en su análisis de urgencia. Nuestra joven democracia tardó más de dos décadas en abrirse al vello facial, y el papel de pionero recayó en José María Aznar o más concretamente en su bigote, un aditamento estético que, como bien sabemos, identifica a la gente de derechas. Antes que Aznar, el rasurado fue la norma entre los jefes de Gobierno: Suárez, Calvo Sotelo y Felipe González jamás lucieron un pelo en la cara más allá de las patillas. [» Seguir leyendo »]