Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Mapa: las temperaturas más bajas registradas jamás en España

04 Ene 2019

Strambotic

Este fin de semana, ahora sí, winter is coming. Se esperan temperaturas de hasta 8 grados bajo cero, así que habrá que ir sacando la rebequita. Tal cual, que diría un ilerdense de los que vieron el termómetro bajar de los 30 grados bajo cero en el crudo invierno de 1956: -32 grados, para ser más exactos. Esa es la mínima histórica que se registró el 2 de febrero de 1956 a orillas del Lago Estangento, a 2.000 metros de altitud en el pirineo de Lleida, muy cerca de Andorra. Se comenta que aquel mes bien pudieron alcanzarse los -40ºC, temperatura siberiana, en aquellos predios, pero si se registraron fue por a escasez de estaciones meteorológicas en la época.

Si excluimos la alta montaña, la zona más fría de la geografía española es el triángulo que tiene sus vértices en el noreste de Guadalajara, el sudoeste de Zaragoza y el norte de Teruel, un área que nada casualmente se denomina la Siberia española por su despoblación… y por su frío inclemente: allí se registran algunas de las temperaturas más bajas jamás registradas en la Península: de los -22,4º que marcó el mercurio en Daroca (Zaragoza) el 17 de diciembre de 1963 a los infernales -30ºC del aeródromo de Calamocha (Teruel) ese mismo día. Fresquito no, lo siguiente.

[» Seguir leyendo »]

Un científico apuñala a un colega en una base de la Antártida por destriparle el final de los libros

31 Oct 2018

Strambotic

Beloguzov, la víctima, y Savitsky, el agresor.

Cruz de navajas por un spoiler. Dos científicos rusos de una remota base en la Antártida se vieron involucrados en una violenta pelea que acabó con el apuñalamiento de uno de ellos. ¿El motivo? La víctima se dedicaba a destripar sistemáticamente el final de los libros que iba a leerse el agresor, que, en un arrebato de furia, decidió hacer lo propio con su compañero: destriparle.

Sucedió en la Estación Bellingshausen, en la Isla del Rey Jorge, el territorio con mayor concentración de bases científicas de la Antártida. Dos científicos rusos que compartían cuarto intentaban pasar las solitarias tardes en el gélido continente sumergidos en la lectura. Los dos rusos compartían un pequeño cuarto y tenían acceso a dos canales de TV en ruso, instalaciones deportivas y una biblioteca.

Todo bien, salvo que Oleg Beloguzov, 52 años, de profesión soldador, tenía la manía de contarle el final de los libros a su compañero Sergey Savitsky, de 55 años. “Se empeñaba en contarle el final de los libros antes de que los leyera”, según recoge The Sun, citando fuentes anónimas. [» Seguir leyendo »]

Así quedaría el mapa de España si se derritieran los polos

04 Mar 2018

Iñaki Berazaluce

Mapa a escala. Haz clic en la imagen para verlo a tamaño grande.

La semana pasada dábamos cuenta de un cómo quedaría el mapa de Europa en el (improbable) caso de que los polos se derritieran, elevando el nivel del mar unos 66 metros (80, según Fogonazos). Aquel mapa, elaborado por un usuario de Reddit, era bastante impreciso, y en él España quedaba prácticamente indemne, excepción hecha de la cuenca del Guadalquivir.

Evidentemente, como muchos razonasteis en los comentarios, no sólo el sudoeste de la península se vería anegado por el mar, sino la práctica totalidad de las ciudades del Mediterráneo, de Barcelona a Huelva, y también muchas del Cantábrico y Galicia. Para comprobarlo hemos elaborado un mapa mucho más preciso, basado en este mapa de altimetría en el que puede apreciarse la altitud de la tierra emergida con bastante precisión y detalle. [» Seguir leyendo »]

Nueve cosas que hacer para no morirte de aburrimiento en la Antártida

17 Ene 2014

Viruete

DESNUDO1

La vida en una estación de la Antártida es dura. Y aburrida. Durante el verano, la población del continente puede alcanzar hasta los 4000 habitantes. Pero durante los meses de invierno, la mayoría vuelve a la civilización y las bases se quedan con el personal imprescindible, que debe afrontar meses de encierro con la mejor cara posible.

Ante tales circunstancias, el ingenio se agudiza para buscar maneras de entretenerse. No vamos a decir que las estaciones sean un hervidero de actividad cultural, pero parece que no les faltan maneras de matar el rato: desde conciertos de heavy metal a excentricidades como carreras nudistas.

[» Seguir leyendo »]