Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Se enciende un cigarrillo en pleno atraco mientras le encañonan con un arma

01 Sep 2019

Iñaki Berazaluce

Las cámaras de seguridad de un bar de Sant Louis (EE.UU.) registraron esta increíble escena en la que un tipo con anticongelante en las venas ignora al atracador que le apunta con un arma semiautomática y se enciende un cigarrillo en su cara. Es el hombre con los huevos de tungsteno.

Sucedió en Behrmann’s Tavern, a medianoche del pasado martes. Un hombre de unos 30 años y cráneo afeitado irrumpió en el tugurio empuñando un arma (modelo Hi-Point Carbine, según apuntan los informados lectores del River Front Times). Los parroquianos y el camarero de la barra hacen lo que se hace en estos casos: tirarse al suelo o salir pitando antes de que empiece la balacera.

Pero el tipo de la barra no se mueve. Se queda impávido, mirando el WhatsApp como si la cosa no fuera con él. El atracador intenta quitarle el móvil pero el hombre de los huevos de tungsteno deja claro que él no es una presa fácil: lo recupera y lo deja de nuevo en la barra. [» Seguir leyendo »]

Arma de Instrucción Masiva: El tanque que «dispara» libros por las calles de Buenos Aires

23 Nov 2016

Strambotic

tanque-libros-gratis-arma-instruccion-masiva-raul-lemessoff-1

El artista argentino Raúl Lemesoff recorre cada día las calles de Buenos Aires en un tanque que no dispara proyectiles sino libros. Se trata de un proyecto llamado Arma de Instrucción Masiva (ADIM) que trata de llevar la cultura a los barrios más desfavorecidos de las ciudades argentinas, las llamadas “villas miseria”.

El tanque es un Ford Falcon de 1979 tuneado que remite burlonamente a los tanques de la siniestra Junta Militar que destituyó a Isabel Perón en 1976. El objetivo de este tanque es totalmente antagónico a aquellos: llevar libros a zonas rurales y/o deprimidas a los que difícilmente llega la cultura. El Arma de Instrucción Masiva también recorre las calles más elegantes de Buenos Aires, en este caso para conseguir donaciones y poder hacer de correa de transmisión de la cultura “al estilo Robin Hood”. “No tengo otro vehículo, así que las gestiones personales también las hago con el tanque”, asegura Lemesoff. [» Seguir leyendo »]