Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Un atracador aprovecha el alegato final en un juicio para soltar un discurso de 20 horas

26 Oct 2019

Strambotic

“¿Tiene el acusado algo que alegar?”. “Pues, mira, sí”. Así empezó, más o menos, el alegato final de un veterano atracador de bancos alemán ante el tribunal que le juzgaba y le condenó a 12 años y medio de cárcel por sus fechorías. Michael Jauernik aprovechó que la ley alemana no puede limitar esas “últimas palabras” tras el veredicto y estuvo 20 horas (a lo largo de cinco días) devanando “el discurso más largo de la historia”, según sus propias palabras.

Jauernik, de 71 años, comenzó su carrera criminal en los años 70. Su objetivo siempre fueron los bancos y el motivo no era otro que impartir una suerte de justicia social, en tanto las instituciones financieras son más corruptas y ladronas que él mismo. “Nunca he robado supermercados o abuelitas”, se justificó durante su interminable discurso.

[» Seguir leyendo »]

Lucio Urtubia: “Era un honor y un placer robar bancos”

07 Oct 2019

Strambotic

Lucio Urtubia, en un fotograma de ‘Salvados’.

Dice Albert Boadella que “Lucio es un Quijote que no luchó contra molinos de viento, sino contra gigantes de verdad”. Albañil de profesión, el hoy anciano Urtubia fue definido por amigos y enemigos como un moderno Robin Hood que robaba a los ricos para dárselo a los pobres: durante los años 60 se dedicó a vaciar bancos pero jamás derramó sangre. Finalmente, dejó el “oficio” porque quería evitar que algún empleado saliera herido.

¿Cómo pasó al otro lado de la ley?

Nací pobre en la España de los años 30. ¡Nos mataban de hambre! Ni alpargatas teníamos. Con 12 o 13 años ya me llevaban a la cárcel por hacer simples travesuras.

Y decidió echarse al monte.

Mi madre no podía pagar la multa de cinco pesetas, y allí me quedaba. Pero no guardo rencor a nadie. No sé odiar.

[» Seguir leyendo »]

Se entrega el atracador de farmacias que se disculpaba después de los robos

02 Sep 2019

Strambotic

El cerco se cerraba sobre el atracador del “bona tarda” en Barcelona.

Su ‘modus operandi’ era el siguiente: entraba a las farmacias a cara descubierta y vestido como un pincel, intimidaba a los dependientes del local con un arma blanca, se llevaba la recaudación y antes de irse pedía disculpas por el robo. Todo muy impoluto y educado.

Con estos mimbres, era de esperar que este atracador de farmacias que operaba en Barcelona y alrededores acabara entregándose. Lo hizo, acompañado de su abogado, en una comisaría del distrito de les Corts de Barcelona mostrando siempre su exquisita educación como de colegio concertado: “Buenas, que soy el atracador que andan buscando”. [» Seguir leyendo »]

Un atracador devuelve el dinero robado a su víctima tras compadecerse al ver su saldo

19 Mar 2019

Strambotic

Un atracador poco experimentado y demasiado empático para la profesión se ha convertido en una suerte de héroe anónimo en China después de protagonizar el atraco más surrealista del año: el hombre atracó a punta de cuchillo a una mujer que sacaba dinero en un cajero automático pero tras percatarse del saldo (cero patatero) de su víctima le devolvió el dinero robado.

El inusual atraco tuvo lugar la semana pasada en la ciudad china de Heyuan, cuando una mujer, que retiraba dinero de un cajero automático, fue sorprendida por un desconocido que quería robarla. Según muestran las imágenes de la cámara de seguridad, el delincuente la amenazó con un cuchillo para que le entregara los cerca de 370 dólares (unos 327 euros) que acababa de sacar. La víctima accedió a sus órdenes y, después, le mostró el saldo de su cuenta a petición también del atracador. [» Seguir leyendo »]

Identifican a un sospechoso gracias al dibujo infantil hecho por una testigo

10 Feb 2018

Strambotic

Hung Phuoc Nguyen había tenido suerte. Tras dos robos en dos ocasiones distintas, el delincuente no había sido captado por ninguna cámara o rastreado por la policía de Pensilvania. Los agentes no conocían ni su nombre hasta que un testigo entregó esta semana un boceto infantil retratando la cara de Nguyen. Para un ojo inocente, el dibujo no es más que un garabato. Pero logró que un investigador diera con el nombre del sospechoso.

“Aunque el boceto provisto por el testigo pueda parecer de amateur o propio de una serie de dibujos animados, el análisis del mismo ha permitido al menos a un investigador a identificar al presunto sospechoso”, afirmó en un comunicado la policía de Lancaster. Nguyen estaba ya en una lista preliminar de posibles delincuentes, pero fue el dibujo lo que permitió concentrarse en él. Pese a identificarlo, las autoridades todavía desconocen su paradero.

[» Seguir leyendo »]