Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Pedro Sánchez: “Mi primera decisión como presidente fue cambiar el colchón de matrimonio de La Moncloa”

19 Feb 2019

Strambotic

Un hombre de Estado, qué duda cabe. Pedro Sánchez reconoce en el primer capítulo de “su” libro ‘Manual de resistencia’, titulado precisamente ‘Mi primera decisión como presidente’, que no fue otra que “renovar el colchón de la cama de matrimonio y pintar nuestra habitación del Palacio de la Moncloa”.

Parece coña, pero no. Según sus propias palabras (o, más exactamente, las palabras de Irene Lozano, secretaria de Estado para la España Global, y autora confesa del libro):

La primera decisión de un presidente de Gobierno suele tenerse por crucial. No solo significa el inicio del ejercicio en el cargo, sino que además lleva consigo la fuerza simbólica de condensar una visión política y ejemplificarla con una sola acción, que trasladará un nuevo mensaje político”.

[» Seguir leyendo »]

Una novela gráfica que narra sin tapujos la vida, la muerte y la homosexualidad de Lorca

18 Nov 2018

Iñaki Berazaluce

El pasado jueves estaba prevista la presentación de la novela gráfica ‘Vida y muerte de Federico García Lorca’ en Madrid. El acto tuvo que suspenderse a última hora por un feliz motivo: la primera edición del libro -4.000 ejemplares- estaba agotada en la librería y no quedaba literalmente ni un solo ejemplar para que pudieran firmar los autores, el historiador Ian Gibson y el dibujante Quique Palomo.

Palomo y Gibson llevan un año trabajando en la adaptación al cómic de la biografía de Federico que Gibson publicó en 1989 [y revisó 2016], 700 páginas que han quedado sintetizadas en 100, ilustradas con el dibujo de trazo limpio de Quique Palomo. La transición del formato clásico al cómic pretende “aprovechar las capacidades expresivas que ofrece la novela gráfica frente a la letra escrita, y también acceder a otro público, que es más probable que lea un cómic que una densa biografía de 700 páginas”, me explica el dibujante desde su estudio en la sierra madrileña. [» Seguir leyendo »]

“La infanta Elena es como un muñeco Chucky, pero sin maldad”

24 Sep 2018

Strambotic

David Rocasolano, el indiscreto primo de la reina Letizia, cuenta en su libro ‘Adiós, princesa’ (2013), una apasionante crónica de la Familia Real en la intimidad, cómo él y su mujer se acercaron a conocer mejor a la infanta Elena en la sobremesa de una cena en palacio:

“—Y tú, ¿a qué te dedicas?

Enseguida me di cuenta de que quizá era una mala pregunta. De que a lo peor Elena me habría podido contestar un tanto airada: «Yo, pues esto. ¡A ser infanta!». Pero no.

—¡Ah! Yo doy clases -dijo con la voz monótona y desapasionada que tiene siempre-. A niños de cuatro años.

—¿Y de qué son esas clases? -había que extraerle la información a machacamartillo. Su expresión era fría, su mirada siempre estática y fija en un punto algo elevado. La espalda recta. No parecía relajada.

—De inglés -respondió con su habitual elocuencia telegramática.

Patricia parecía determinada a seguir charlando. Cristina seguía la conversación con una sonrisa protocolaria, las manos cruzadas sobre el regazo y sin decir nada.

—Tiene que ser difícil, ¿no? -prosiguió Patricia- enseñar inglés a unos niños tan pequeños. ¿Cómo lo haces?

—Pues mira… -su tono se transformó en el de una chica de ocho años contándole un cuento a su hermano de cuatro-. Yo cojo -se levantó-, voy a la pizarra y escribo: blue. Y entonces les digo: El cielo es…¡bluuuuuuuuu! -y alzaba las manos hacia lo más alto mientras alargaba la vocal como un perro aullando a la luna-. Escribo: yellow. Y entonces les digo: El sol es yelowwwww -y otra vez los mismos gestos-. El campo es greeeeeennnn.

Patricia y yo nos quedamos sin capacidad de reacción mientras Elena se volvía a sentar y recuperaba su compostura natural, o adulta, no sé cómo expresarlo. El caso es que acabábamos de ver una mujer de cuarenta años transformada en una especie de muñeco articulado y con una grabación dentro. A mí me vino a la mente Chucky, el muñeco diabólico. Algo así. Pero Elena es un Chucky sin maldad».

Puede que Elena sea un bienintencionado muñeco Chucky, pero se lo tomaría a broma porque, por encima de todo, Elena de Borbón tiene sentido del humor. Dentro vídeo:

Visto en ‘Juan Carlos I. La biografía sin silencios’, de Rebeca Quintans. El extracto de ‘Adiós, Princesa’ está tomado de Google Books.

¿Cuántos cojones tenía Franco?

28 Ago 2017

Iñaki Berazaluce

El urólogo Antonio Puigvert afirma que Francisco Franco sólo tenía un testículo en el libro «Franco, el Republicano«, de José María Zavala. El otro lo perdió en la guerra de África, en 1916, durante un «aguerrido ataque» en el que recibió un disparo en el bajo vientre. Sin embargo, Francis Franco, el nietísimo desmiente al periodista Jesús Mariñas este rumor en la revista Tiempo: «Tonterías: mi madre me asegura que nunca visitó la consulta del urólogo que certifica tal cosa. Además, y de ser así, faltaría al código hipocrático».

Queremos salir de dudas. ¿Era Franco monórquido (que no monárquico)? Es decir, ¿tenía un solo cojón o los tenía ambos y bien puestos, como parece demostrar su insigne figura? En temas médicos siempre conviene pedir una tercera opinión, así que acudimos al clásico de la literatura de terror «Cuarenta años junto a Franco», escrita por su médico de cabecera, Vicente Gil, y publicada, como es de rigor, por la editorial Espejo de España en 1981.

Vaya por delante que Vicente Gil fue mucho más que un médico. Después de leer este conmovedor volumen podemos afirmar que era un patriota, un falangista hasta la médula y prácticamente el hombre en la sombra que hacía y deshacía gobiernos, y ponía firmes a esa «panda de sinvergüenzas que son los políticos». Desde luego, el doctor Gil sí que los tenía bien puestos, como veremos inmediatamente, aunque se pasa por ese mismo forro el juramento hipocrático al que hace referencia Francis.

Poco se habla de medicina en «Cuarenta años junto a Franco», pero vaya por delante un somero chequeo de la salud del Caudillo:

«Su salud no podía ser mejor. No sabía hacer gárgaras, ni toser, lo cual descubrí con el paso de los años al tener que tratarle algún catarro. Para él resultaba peor la eliminación de una pequeña flema que cualquier leve enfermedad (…) Fue un hombre que jamás fumó ni bebió». (pág. 38)

Ninguna mención, de momento, a la bolsa escrotal del sátrapa. [» Seguir leyendo »]

La excesiva y truculenta vida del mayor falsificador de todos los tiempos

30 Dic 2016

Iñaki Berazaluce

elmyr-de-hory

¿Cuál es el mayor homenaje que puede recibir un falsificador? Que otros falsificadores imiten tus cuadros para hacerlos pasar por “genuinas” falsificaciones. Esto es lo que le sucedió a Elmyr de Hory, pintor y falsificador húngaro (“apátrida” sería más preciso) que alcanzó gran notoriedad durante los años 70, coincidiendo con la época dorada que vivió en Ibiza hasta su trágico suicidio en 1976.

De Hory -nombre falso, como casi toda su vida: su verdadero nombre era Elemér Hoffman– se consideraba un “pintor de segunda categoría”… siempre y cuando se considere “de segunda categoría” a artistas como Picasso o a Matisse, cuyos cuadros falsificó De Hory cientos de veces. Sus falsificaciones han llegado a ser tan cotizadas que en Ibiza se venden “falsos elmyres”, que son a su vez falsificaciones, un retruécano que haría las delicias de Orson Welles, colaborador necesario del mito de Elmyr gracias a ‘F for Fake’.

[» Seguir leyendo »]

Los momentos más estrambóticos de José María Ruiz-Mateos

07 Sep 2015

Jaime Noguera

ruiz_mateos_pais_vasco

«Aunque tenga muchos defectos y miserias personales, mi conciencia está limpia, sosegada y en paz. Los aficionados al descrédito y a la calumnia tan solo me obligan a rezar por ellos. No odio a nadie.» Jose María Ruiz Mateos (2012)

Españoles: Jose María Ruiz-Mateos ha muerto. Controvertido empresario, Marqués de Olivara, (ex) presidente del Rayo Vallecano, amigo de Berlusconi, jerezano, miembro supernumerario y destacado benefactor del Opus Dei, del que fue expulsado para pasar a ser benefactor de los Legionarios de Cristo, ex eurodiputado, ex presidiario, padre de trece hijos, héroe para algunos, bufón e incluso villano para otros.

Nos regaló el impagable “que te pego, leche”

Ruiz Mateos siempre será recordado por haber hecho realidad, en mayo de 1989, el sueño de millones de españoles al propinarle una recordada colleja al ministro de Hacienda (por aquel entonces Miguel Boyer, al que se le saltaron las gafas en el incidente) a la salida del Juzgado de Instrucción Número 7 de Madrid. Al grito del que se convertiría en su mottoque te pego, leche”, Ruiz Mateos se vengaba de la expropiación de su entramado de empresas Rumasa en 1983. [» Seguir leyendo »]