Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Mi madre va a cerrar su tienda ecológica en Cartagena porque no viene nadie. Por favor, Twitter, haz tu magia…”

20 Jun 2019

Iñaki Berazaluce

… Y Twitter hizo su magia. El tuit publicado el pasado lunes por Celia (@Psychecelia) pidiendo ayuda para la tienda de su madre está teniendo un éxito sin precedentes en la red social: 80.000 retuits y más de 1,5 millones de reproducciones del vídeo. Esto son palabras mayores, estamos hablando de audiencias televisivas.

Todavía es pronto para evaluar el éxito de la acción, pero ya empiezan a llegar los primeros clientes a La Alacena Verde, la tienda que montaron a principios de año Ramona y su pareja, Juan, y en la que “no entra nadie”, como explica Celia en su tuit. “Mi madre tuvo que buscarse un trabajo el mes pasado, porque no iba nadie a la tienda y no tenía sentido que estuvieran los dos”, me cuenta la joven tuitera por teléfono. [» Seguir leyendo »]

La Virgen de Cartagena que fue salvada por prostitutas

16 Nov 2018

Ad Absurdum

El susodicho barrio (fuente: um.es).

Mariano José de Larra dijo que «Cartagena tiene un barrio, muy cerca de la bocana, donde la marea sube, cuando la conciencia baja».

Ese barrio era el barrio del Molinete, conocido hace mucho tiempo por sus habitantes de vida ligera (y que en la actualidad ha sido rehabilitado como parque arqueológico fíjate tú). Cartagena, ciudad portuaria, veía desfilar a los marineros que llegaban a puerto hacia ese barrio con intenciones forniciosas.

Pues bien, una de las madame más afamadas de ese barrio era Caridad Norberta Pacheco Sánchez, conocida como Caridad «la Negra». Caridad regentaba uno de los burdeles más importantes de la ciudad, y era amante de algún que otro alcalde e incluso de José Maestre Pérez, ministro en dos ocasiones bajo el reinado de Alfonso XIII.

Pero fue el 25 de julio de 1936 cuando entró en la historia de Cartagena por una hazaña heroica en la defensa del patrimonio artístico. [» Seguir leyendo »]

‘Horrores de cálculo’: Grandes “éxitos” de la ingeniería española

04 May 2016

Jaime Noguera

índice

La #marcaEspaña  se convirtió recientemente en el hazmerreír de Chile al construir al revés una empresa española uno de los carriles de un puente levadizo sobre el río Cau Cau, el primer puente de este estilo en todo el país.

No es, por desgracia la última vez que un error garrafal de estas características cuestiona a nivel mundial el buen nombre de nuestro respetados ingenieros. ¿Qué sucede? ¿Anda de capa caida el sector? ¿Son meros casos esporádicos, una campaña de algún supervillano contra la buena imagen de España, o un resultado más de los recortes en educación? Si revisamos la hemeroteca, encontramos un procupante aumento del número de cagadas de la ingeniería nacional que incluye túneles subterraneos inundados, aeropuertos fallidos por una mala ubicación, submarinos que no son capaces de volver a la superficie o puentes pijos asesinos.

El submarino que no puede volver a la superficie

[» Seguir leyendo »]

Cuando Cartagena se independizó de España… y pidió ingresar en EE.UU.

21 Mar 2016

Strambotic

Voluntariobanderasello

Desde que el Parlament de Catalunya decidiera impulsar el “Proceso Constituyente” para acelerar la formación de un Estado catalán tras la victoria independentista en las elecciones autonómicas de 2015, los partidos políticos “centralistas” han presentado éste como un desafío de dimensiones ciclópeas para España. Pero si atendemos a otros episodios históricos que han puesto en tela de juicio la unidad de la nación no es para tanto.

Que buena parte de los catalanes y los vascos (que en breve tirarán su órdago) no sientan especial apego por España y lo español puede entenderse (o no) pero lo cierto es que ya no sorprende. Ahora bien, que se te independicen Cartagena, Torrevieja, Sevilla, Málaga, Cádiz o Salamanca de sopetón y por las bravas… Es ya harina de otro costal. Y que Jumilla haga lo propio y amenace a Murcia con no dejar de ella “piedra sobre piedra” pues acojona.

En resumidas cuentas; los políticos defensores de la idea de España como entidad orgánica (una e indivisible) presentan hoy como tormenta perfecta lo que no pasa de ser un “calabobos” intenso en comparación con todo aquello, que sucedió a finales del siglo XIX. [» Seguir leyendo »]