Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

La cara de la traductora italiana cuando Donald Trump dice que “Italia y EE.UU. son aliados desde la antigua Roma”

17 Oct 2019

Iñaki Berazaluce

Estados Unidos e Italia están vinculados por una herencia cultural y política desde hace miles de años, en la Antigua Roma”. Las palabras de Donald Trump (“trumpismos”, en el argot) durante la comparecencia junto al presidente de la República italiano Sergio Mattarella en la Casa Blanca han causado gran hilaridad en las redes sociales.

La antigua Roma se extiende durante un larguísimo período histórico, entre el 743 a.C. y el 476 d.C., pero difícilmente ha coincidido un solo minuto en el tiempo con Estados Unidos, que no se fundó hasta 1776, trece siglos después de la caída de Roma ante el empuje de los bárbaros (los hérulos, en concreto). Lo más inquietante del desliz es que minutos antes, Trump había glosado la figura del navegante genovés Cristóbal Colón que como (casi) todo el mundo sabe descubrió el Nuevo Mundo para Europa en 1492. [» Seguir leyendo »]

Trump masajea su ego dos veces al día con una carpeta con noticias positivas sobre sí mismo

10 Ago 2017

Strambotic

En su despacho oval, cuando Donald está triste y su ego hace aguas, el presidente de la nación más poderosa del planeta recibe un prozac de papel a través de una carpeta que contiene noticias. ¿De qué tipo? Nada de críticas por el muro racista que pretende levantar entre México y EEUU (pagado por los mexicanos), ni por querer quitar la sanidad a millones de personas desfavorecidas, o impulsar al planeta hacia un cataclismo medioambiental. No. Trump recibe una carpeta que contiene fotos de prensa en las que sale guapo, tweets de admiradores y recortes de prensa donde se le alaba. Y eso, mientras se piensa si usar el botón rojo contra Corea del Norte o si debe cambiar de tinte para el pelo.

[» Seguir leyendo »]

Podemos estar tranquilos: el botón que tiene Trump en el Despacho Oval es para pedir Coca-Cola

29 Abr 2017

Strambotic

No ha sido fácil ni barato colocar a un monguer en la Casa Blanca, pero ya empezamos a recibir los réditos. Desde el minuto uno estábamos acojonados con la posibilidad de que a Donald Trump se le fuera la mano y pulsara por error –o por sus santos cojones– el famoso botón nuclear. Sería el final perfecto del chiste malo que ha sido el paso del sapiens por el planeta.

Resulta que no: el botón rojo que está sobre la mesa del Despacho Oval no sirve para aniquilar dictadores díscolos en países que Trump a duras penas es capaz de ubicar en el mapa sino ¡para pedir Coca-Cola! El hallazgo se lo debemos a una crónica para AP de la periodista Julie Pace sobre los primeros cien días de Trump en la Casa Blanca: [» Seguir leyendo »]