Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Estoy muy a gusto solo, no quiero que nadie me toque los cojones”

16 Mar 2019

Strambotic

España está a punto de convertirse en el país más envejecido del mundo. Con esta admonición apocalíptica de Ferreras empezaba el programa ‘Viejennials: la nueva tribu’, de ‘La Sexta columna’. Aunque los protagonistas del reportaje eran la nueva hornada de mayores, que ya no encajan con el estereotipo de los ancianos de antaño, lo cierto es que el protagonismo se lo llevó un chaval de 13 años, Adrián Beovides, el único “zagal” de Yernes y Tameza, el municipio asturiano con menos natalidad de la región, en Asturias, la comunidad más avejentada de España.

Esta es la transcripción de los dos minutos de entrevista con Adrián (a partir del minuto 16:25 del programa): [» Seguir leyendo »]

Detienen a un repartidor de comida por sumergir sus testículos en la salsa de un cliente

03 Mar 2019

Strambotic

“Esto es lo que te pasa cuando das una propina de 89 céntimos”. “Esto” se refiere a meter los testículos en la salsa del pedido de un cliente, un gesto que al repartidor en cuestión puede costarle hasta 15 años de cárcel.

En realidad, los huevos de Howard Webb nunca llegan a entrar en contacto con la comida, tal y como puede apreciarse en el vídeo que circula por Facebook. Se trata más bien de una broma-basura de dos cachondos hartos de un trabajo-basura consistente en repartir comida-basura por el estado de Tennessee.

[» Seguir leyendo »]

“Me importa una mierda que te hayas levantado de mala hostia, Carmen”: La guía que enseña a los rusos a hablar español de puta madre

20 Nov 2018

Iñaki Berazaluce

Las guías de conversación de idiomas son un género en sí mismo. ¿Quién escribe estos disparates?, ¿alguien en su sano juicio cree de veras que alguien va a necesitar decir la frase “¿Tiene patines de una talla más pequeña?” durante su estancia en Marruecos?

Los tres autores del método ‘Español en vivo’ de enseñanza del español a los oriundos de Rusia no se la cogen con papel de fumar: si quieres hablar español tan mal como los propios españoles más te vale aprender desde el minuto uno frases como:

-Vete a la mierda con tus puñeteras ideas.

-Me importa una mierda que te hayas levantado de mala hostia, Carmen.

-¡Mierda! ¡Tenía que pillarme el dedo con el puto cajón!

-¿Que te han nombrado presidente de la asociación? ¡No jodas!

-¡Se nos ha ido el tren! ¡Mierda, mierda, mierda! [» Seguir leyendo »]

Valderrama: “Gracias Míchel por haberme tocado los huevos”

16 Nov 2017

Strambotic

El madridista Míchel, como “palpati” y el colombiano Carlos Alberto Valderrama, como “paciente” protagonizaron en 1991 una de las escenas más surrealistas y recordadas de la historia de la Liga Española de Fútbol: a la salida de un córner, Míchel tocó ostentosamente los testículos del jugador del Valladolid, una escena que quedó grabada en nuestras pueriles retinas casi tanto como la huevada de Butragueño.

Veintiséis años después y en un genial regate al tiempo, Valderrama protagoniza una campaña para prevenir el cáncer de testículos en el que agradece a Míchel aquel “reconocimiento”: “Durante mi carrera, he vivido muchos momentos importantes, pero hay uno que me marcó”. A continuación, describe con detalle la exploración del madridista:  [» Seguir leyendo »]

¿Cuántos cojones tenía Franco?

28 Ago 2017

Iñaki Berazaluce

El urólogo Antonio Puigvert afirma que Francisco Franco sólo tenía un testículo en el libro “Franco, el Republicano“, de José María Zavala. El otro lo perdió en la guerra de África, en 1916, durante un “aguerrido ataque” en el que recibió un disparo en el bajo vientre. Sin embargo, Francis Franco, el nietísimo desmiente al periodista Jesús Mariñas este rumor en la revista Tiempo: “Tonterías: mi madre me asegura que nunca visitó la consulta del urólogo que certifica tal cosa. Además, y de ser así, faltaría al código hipocrático”.

Queremos salir de dudas. ¿Era Franco monórquido (que no monárquico)? Es decir, ¿tenía un solo cojón o los tenía ambos y bien puestos, como parece demostrar su insigne figura? En temas médicos siempre conviene pedir una tercera opinión, así que acudimos al clásico de la literatura de terror “Cuarenta años junto a Franco”, escrita por su médico de cabecera, Vicente Gil, y publicada, como es de rigor, por la editorial Espejo de España en 1981.

Vaya por delante que Vicente Gil fue mucho más que un médico. Después de leer este conmovedor volumen podemos afirmar que era un patriota, un falangista hasta la médula y prácticamente el hombre en la sombra que hacía y deshacía gobiernos, y ponía firmes a esa “panda de sinvergüenzas que son los políticos”. Desde luego, el doctor Gil sí que los tenía bien puestos, como veremos inmediatamente, aunque se pasa por ese mismo forro el juramento hipocrático al que hace referencia Francis.

Poco se habla de medicina en “Cuarenta años junto a Franco”, pero vaya por delante un somero chequeo de la salud del Caudillo:

“Su salud no podía ser mejor. No sabía hacer gárgaras, ni toser, lo cual descubrí con el paso de los años al tener que tratarle algún catarro. Para él resultaba peor la eliminación de una pequeña flema que cualquier leve enfermedad (…) Fue un hombre que jamás fumó ni bebió”. (pág. 38)

Ninguna mención, de momento, a la bolsa escrotal del sátrapa. [» Seguir leyendo »]

El Palpati, el encargado de tocarle los huevos (literalmente) al Papa

25 Ago 2017

Iñaki Berazaluce

Prueba de masculinidad del papa Inocencio X (1644-1655) al recibir el papado. Imagen: Wikicommons.

Aunque viste falda, el Papa de Roma siempre ha sido varón desde los tiempos de Pedro, el number one. 266 Papas han pasado por el Vaticano, un puesto en el que no se exige la cuota femenina. Si repasamos la cronología del papado desde tiempos inmemoriales no encontraremos ni una sola mujer, ¿seguro? La historia no oficial de la Iglesia relata la existencia de la Papisa Juana, que se hizo pasar por hombre y fue elegida Papa -presuntamente con el nombre de Benedicto III– entre 855 y 857, y fue sorprendida… cuando dio a luz.

Para evitar desmanes de esa envergadura (“¡un Papa pariendo en la silla de San Pedro!”), el Vaticano instauró la figura del Palpati*, un individuo -evidentemente varón- cuyo único cometido era palpar los testículos del recién nombrado Papa para dar fe de que, efectivamente, el Santo Padre los tenía bien puestos y no se les había vuelto a colar un travesti en el casting cardenalicio. [» Seguir leyendo »]

El ‘manspreading’ en la historia del arte

07 Jun 2017

Iñaki Berazaluce

Visitar los grandes museos europeos, aquellos que recogen las obras que la historia del arte ha calificado como maestras, no es siempre una experiencia gratificante, independientemente de la perfección técnica, el tratamiento del color, el equilibrio en la composición, el ritmo, la luz, la atmósfera… A veces el tema puede dejar sin aliento: hombres despatarrados, manspreading, y toda clase de vejaciones hacia las mujeres están ampliamente representadas en cuadros, dibujos y esculturas, y obedecen a una ideología visual que ha sido acertadamente definida comoSíndrome de los cojones grandes’.

Al principio fue el manspreading. En la representación de la Creación que recreó Miguel Ángel en la Capilla Sixtina (1511) ya puede apreciarse cómo el primer hombre, el padre Adán, se abre ostentosamente de piernas, ocupando una notable parcela de la nube que debería compartir con Eva, aún por brotar de una costilla flotante del espatarrado Adán. [» Seguir leyendo »]