Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Con el dinero perdido en rescatar a la banca se puede pagar 20 años de alquiler a 500.000 familias desahuciadas”

26 Jun 2017

Strambotic

Las comparaciones son odiosas, pero más odiosos son los rescates bancarios a costa del erario público, esto es, de tu bolsillo y el nuestro. El Banco de España ha reconocido por fin que no se van a recuperar los 60.613.000.000 euros gastados en rescatar a la banca durante la crisis de 2012. Un dinero que, recordemos, “lo iba a pagar la propia banca”, según mintió dijo Rajoy en su momento.

60.000 millones de euros es un montón de dinero: 10 billones de las extintas pesetas. Tanto, que es difícil hacerse una idea de su magnitud. Por eso, un grupo de internautas reunidos en torno a la web www.60.613.000.000.es nos ayudan a poner en contexto esta cifra y lo hacen mediante las citadas comparaciones, menos odiosas que prácticas en este caso.

Con los 60.613.000.000 euros perdidos en rescatar a la banca se podría pagar el sueldo de 2,27 millones de españoles o bien construir una autopista de 9.775 kilómetros entre Madrid y Vietnam. ¿Por qué?… ¿Y por qué no? ¿O acaso no es mejor esa absurda infraestructura que regalar ese dineral a los dueños y accionistas de los bancos, tan poco dadivosos a la hora de repartir sus beneficios?

He aquí otras cuantas comparaciones más, algunas estrambóticas y otras de justicia, propuestas por los internautas: [» Seguir leyendo »]

Diez casos estrambóticos de despilfarro con dinero público

04 Feb 2015

Strambotic

calatrava

En los últimos tiempos han salido a la luz casos de despilfarro público de todos los colores. Los nombres de los alcaldes dilapidadores  más famosos se han ido mezclando poco a poco con los de esas ciudades a las que les costará quitarse el sambenito de derrochadoras.

Pero no pienses solo en Valencia y en las catastróficas obras de Calatrava que salpican la geografía española. Hay mucho más casos por ahí y, de hecho, los del famoso arquitecto no son, ni de lejos, los más rocambolescos. Prepara la maleta y tu mandíbula, porque este viaje te dejará con la boca abierta: [» Seguir leyendo »]