Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Doce palabras ‘caralludas’ que el castellano debería apropiarse del gallego

25 Jul 2018

Luis Landeira

proxecto ronsel ronsel.uvigo.es:

Como dijo un nacionalista, “los gallegos somos los negros de España”. Es justo, pues, que si somos de otra raza, tengamos nuestro propio idioma: o galego, un singular cruce entre portugués y castellano cuyo desarrollo fue entorpecido por dos españolísimos gallegos: Francisco Franco y su discípulo Manuel Fraga. ¿Resultado? Según los últimos sondeos, solo un 31’2% de los gallegos habla habitualmente gallego.

Sin embargo, el 100% de los habitantes de esas lejanas tierras del noroeste incorpora cientos de términos galaicos a su hablar cotidiano, hasta el punto de chapurrear una sublengua en sí misma. Ante el fracaso del gallego normativo, podemos decir que este castellano bastardo, cantarín, atropellado y trufado con palabras marcianas procedentes del gallego es, en el fondo, la verdadera lengua nacional de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra.

A continuación, vamos a pasar revista a una docena de vocablos típicamente gallegos. Valga este glosario como ayuda a turistas de otras autonomías, pero también como guante lanzado a la rancia RAE: son vocablos que deberían incorporarse ipso facto al Diccionario de la Lengua Española, como ya se ha hecho, por ejemplo, con meiga (bruja) o con morriña, esa sensación de tristeza que uno siente al estar lejos de miña terra galega, donde el cielo siempre gris y las personas no saben si suben o bajan. [» Seguir leyendo »]

17 palabras madrileñas para que te entiendas fetén con los chulapos de la capital

04 Ene 2018

Luis Landeira

Foto: Ayuntamiento de Madrid.

Decía Dámaso Alonso que “Madrid es una ciudad con más de un millón de cadáveres”. Pero cabría añadir que también hay un montón de muertos vivientes: 3.166.000 para ser exactos y según el último censo. No sé si peco de Perogrullo si digo que todos esos vivientes hablan por los codos, a excepción de los sordomudos. Y aunque no existe un idioma madrileño, sí hay una jerga típicamente madrileña.

Si acabas de llegar a la capital, al faro ibérico, al rompeolas de las Españas, y no quieres que te tachen de paleto, de guiri o de gilipichi tendrás que hablar como los madrileños. Para ello, basta que adoptes un tonillo chulesco, que gesticules muy mucho y que uses alguna de las palabrotas que te enseñaremos a continuación. Si al final de tu frase añades “que te lo digo yo”, miel sobre hojuelas. O sea, dabuten. [» Seguir leyendo »]

“En el punto de contacto de dos patriotismos, el plomo se precipita en grandes cantidades”

21 Sep 2017

Iñaki Berazaluce

Como dice el maestro Pepe Cervera, en tiempos de zozobra toca volver a los clásicos. Por ejemplo a Ambrose Bierce y su ‘Diccionario del Diablo’, escrito entre 1881 y 1906 por el escritor satírico norteamericano y que no perdido vigencia con el paso del tiempo, como puede comprobarse en esta selección ad hoc:

Alianza, s. En política internacional la unión de dos ladrones cada uno de los cuales ha metido tanto la mano en el bolsillo del otro que no pueden separarse para robar a un tercero.

Batalla, s. Método de desatar con los dientes un nudo político que no pudo desatarse con la lengua. [» Seguir leyendo »]

Diez palabras que el castellano debería apropiarse urgentemente del extremeño

14 Ago 2017

Luis Landeira

Extremadura existe. Para quien se haya olvidado, decir que esa mijina de tierra pegada a Portugal que sale lo justo en el Telediario, puesto que no da tanta guerra como otras autonosuyas tipo Cataluña o el País Vasco, ni ocupa tanto espacio como Andalucía, que a lo tonto es casi media España.

Extremadura, sin embargo, es más o menos discreta, y eso que de sus tierras han salido figuras de la farándula tan destacadas como Isabel Gemio, Florinda Chico, Javivi o Mariano Mariano, y grupos musicales del calibre de unos Chunguitos, unas Azúcar Moreno o unos Tam Tam Go.

[» Seguir leyendo »]

Bienvenido al Platyccionario, el glosario predilecto de ‘erucditos’ y ‘momarrachos’

01 Mar 2017

Iñaki Berazaluce

Troglolita: Seductora adolescente neandertal. Robespuerro: Vegano intransigente. Quiquimera: Fantasía sexual difícil de llevar a la práctica. Son algunas de las ingeniosas definiciones que Luis Platypus cuelga en su muro de Facebook y que ha dado en llamar Platyccionario, porque, según nos cuenta, “viene de Platypus, es decir, ornitorrinco, que, además de ser mi seudónimo aquí, es un animalejo raro que parece ensamblado a partir de partes otros bichos, algo que parece adecuado para las palabrejas”.

Todo empezó hace algo más de un mes (el Platyccionario va por su séptima edición, a razón de cuatro palabrejas por fascículo) cuando Platypus vio “las que hacían Julián Hernández y otros dos amigos, me gustaron y decidí intentar hacer algunas propias”. Lo que parecía que iba a ser una “coña sin continuidad” se ha convertido en un fenómeno nanoviral en Facebook, especialmente desde que, a partir de la segunda edición, el autor (que no tiene un pelo de “memerluzo”) empezó a incluir los desternillantes ejemplos de uso de los términos.

Ya hay un clamor para que este orfebre de las palabras inventadas publique en papel el Platyccionario. Esperemos que también lo ilustre Daniel Tornero, como en esta edición de luxe de Strambotic: [» Seguir leyendo »]

‘¡Opa ahí!’: diccionario esencial para chapurrear el idioma ferrolano

02 Feb 2017

Luis Landeira

«Yo escribo en ferrolano y no en castellano. El ferrolano es mi verdadero idioma». Gonzalo Torrente Ballester

De los creadores de “Las siete miserias de Ferrol, el Detroit gallego”, llega este, un nuevo artículo consagrado a divulgar las peculiaridades de una de las zonas más marcianas de España y parte del extranjero: la localidad antes conocida como El Ferrol del Caudillo, provincia de La Coruña.

En esta ocasión, nos centraremos sólo en la lengua ferrolana: una delirante e hilarante forma de hablar en la que se alternan, se funden y se confunden inglés, portugués, gallego, castellano y lo que caiga. Esta lengua, dialecto, idioma o como quieran llamarle, se formó por la interacción verbal de gentes muy diversas, cada una de su padre y de su madre, que durante décadas se dio en Ferrol: militares y marinos de medio mundo, currantes de los astilleros, pescadores, mariscadores, agricultores y un largo etcétera.

El verbo de Ferrolterra es tan ingenioso, gracioso y singular que hasta ha dado para un señor libro, titulado “El ferrolano: un estudio del habla local”, de Guillermo Ferrández, disponible en comercios del ramo y en la web de la editorial Embora. Sin pretender ser tan rigurosos como el susodicho, pues el espacio y el tiempo apremian, vamos a derramar aquí algunas de las palabras más asombrosas del ferrolano y tratar de explicar su correspondiente significado con no poca retranca. [» Seguir leyendo »]

La RAE no ha admitido ‘almóndiga’ y está harta de negarlo

09 Dic 2015

Strambotic

albondigas-628290_640

En la Real Academia Española no pueden más. Están, para ser más exactos, hasta las albóndigas. Como si tuviera vida propia, el bulo de que la RAE ha admitido recientemente términos como «almóndiga» o «toballa» en el diccionario ha corrido como la pólvora.

Si ya en el siglo XIX el hecho de que los diarios publicaran falsas noticias era algo habitual, hoy en día, con internet de por medio, las cosas no han cambiado mucho. Así, algún que otro medio de comunicación dio por buena la información y anunció que, desde ahora, “almóndiga”, “toballa” y “asín” formaban parte del diccionario. [» Seguir leyendo »]

El loco (literal) que ayudó a crear el Oxford Dictionary desde el manicomio

04 Mar 2015

Strambotic

William_Chester_Minor

Imagen: Wikipedia.

El Diagnostic and Statistical Manual (DSM), que recoge las enfermedades mentales que se consideran como tal, debería añadir urgentemente un epígrafe del tipo «locura por letras». Y en él debería aparecer la foto de William Chester Minor, nacido en Ceilán, hoy Sri Lanka, en 1834. El mismo lugar donde Horace Walpole escribió los Tres Príncipes de Serendip, que forjó el neologismo “serendipia” (algo así como hacer un hallazgo por chiripa cuando estás trabajando en otra cosa).

Debido al esquinado estado mental de Minor, el ejército prefirió que renunciara a su rango como cirujano en la Guerra de Secesión para ingresar en un manicomio de Washington. Al parecer tanta sangre y crueldad fue demasiado para aquel cirujano neófito: asistió a las horribles heridas de miles de soldados que habían combatido cuerpo a cuerpo con mosquetón, bayoneta y sable, como en el peor episodio de The Walking Dead: no en vano, el regimiento que había asistido Minor participaba en la llamada Battle of Wilderness (La batalla del salvajismo). Todo ello propició que Minor perdiera la chaveta y ahogara sus penas en el alcohol y en los burdeles más sórdidos, donde también contrajo toda una panoplia de enfermedades venéreas. [» Seguir leyendo »]

Diez palabras que el castellano debería apropiarse urgentemente de otros idiomas

17 Abr 2014

Iñaki Berazaluce

palabras55

80.000 palabras parecen muchas, especialmente cuando como medio millar nos basta y nos sobra para expresar casi todo lo que nos pasa por la cabeza. Sin embargo, hay motivos a tutiplén para que el castellano amplíe su ya nutrido vocabulario. Asombrosamente, nuestra lengua carece de una palabra para definir algo tan común como pasar toda la noche de farra, de bar en bar, hasta que el sol te diga que es de día, una actividad tan cotidiana en las Vascongadas que allí sí tiene nombre: “Gaupasa”. ¿A qué esperamos para apropiarnos de tan elocuente a la par que sintético término? [» Seguir leyendo »]