Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Mapa: el estado de la democracia en el mundo

22 Jul 2019

Iñaki Berazaluce

Pincha fuerte en la imagen para verla a tamaño completo.

Únicamente 20 de los 167 países del mundo son “democracias plenas”, según el Índice de Democracia que elabora cada año ‘The Economist’. Según esta clasificación, apenas el 4,5% de la población mundial estaría disfrutando en estos momentos de una “democracia plena”, a saber, los habitantes de Canadá, la mayoría de los países de Europa occidental (con alguna notable excepción, como veremos), Oceanía, Uruguay y Costa Rica.

España se mantiene por los pelos en el grupo de cabeza, superando por la mínima los 8 puntos (8,08) exigidos por el estudio para considerarse una democracia como Dios (‘The Economist’) manda y no caer en la dudosa categoría de “democracia imperfecta”, en la que penan Japón, Estados Unidos o la mismísima Francia. El mejor momento “democrático” de España tuvo lugar en 2008 (8,45), mientras entre 2011 y 2013 estuvo a punto de salirse del selecto top 20. [» Seguir leyendo »]

Diez ejemplos incuestionables que demuestran que lo llaman democracia y NO LO ES

25 Jun 2016

Iñaki Berazaluce

LoLlamanDemocraciaYNoLoEs

Foto: Ángel Peñalver

Este domingo haremos flash-back al 20-D y acudiremos como un solo ciudadano a las urnas para elegir Gobierno, una demostración irrefutable de que vivimos en una democracia. Hasta aquí, la propaganda electoral. Lo cierto es que vivimos en un régimen que dista mucho de ser “de derecho”, un trampantojo con fachada democrática y realidad próxima a una república bananera.

Tal es así que hay quien pide que vengan los observadores internacionales para vigilar la limpieza de las elecciones, como si en lugar de ser un país próspero, civilizado y europeo fuéramos un Estado dictatorial y liberticida como Arabia Saudí o… Venezuela.

El famoso hit del 2011 “le llaman democracia y no lo es” en realidad venía labrándose años antes en los conciertos de La Polla Records. A continuación, nueve ejemplos elocuentes de que Evaristo no exagera: [» Seguir leyendo »]