Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

«Me han multado por llevar una pegatina de «Almeida carapolla» en las fiestas de Vicálvaro»

02 Jul 2019

Iñaki Berazaluce

Almeida carapolla, seremos tu peor pesadilla”. Este es el mensaje que aparecía en una pegatina con la cara del nuevo alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y por el que ha sido sancionado un joven durante las fiestas del madrileño barrio de Vicálvaro, que se celebraron el pasado fin de semana.

“Ayer, en las fiestas de Vicálvaro, me regalaron está pegatina tan chula por la que ME HAN SANCIONADO administrativamente, es decir me han puesto una multa por insultar a una «autoridad». La llevaba pegada en la camiseta.
El nuevo ayuntamiento fascista que tenemos se muestra implacable y represor. No fui el único. EN ESTE PUNTO ESTAMOS.
Espero que el funcionario que me multó y me saco las fotitos del DNI junto a la pegatina sea condecorado y le den muchas palmaditas en la espalda. Menudo CABRÓN, relata Brecho KV en un post en su perfil de Facebook. Brecho aparece en la red social como administrador de Komando Vikálvaro, un grupo de rap. [» Seguir leyendo »]

Iván Ferreiro repara por fin la famosa falta gramatical de ‘La fuerza del destino’ de ‘Mecano’

26 Mar 2019

Iñaki Berazaluce

Mecano lanzó en 1989 el disco ‘Descanso dominical’ con gran éxito de crítica y público. Su cuarto corte era ‘La fuerza del destino’, que se convirtió en un pelotazo instantáneo por al menos dos razones: 1. El vídeo protagonizado por una jovencísima Penélope Cruz, por aquel entonces novieta de Nacho Cano, y 2. La más famosa patada al diccionario del grupo madrileño: “Y tú ‘contestastes’ que no”, una “s” que sigue chirriando treinta años después. El tema y, por tanto, el error, era del propio Nacho Cano. [» Seguir leyendo »]

“La vida no es fasil”… Y menos aún con una horrible falta de ortografía en el tatuaje que te acompañará toda la vida

16 Abr 2016

Iñaki Berazaluce

no es fasil

Hasta el más recalcitrante de los Pilkunnussija ha cometido una falta de ortografía en un Whatsapp. Eso tiene disculpa. Comerse una hache en un correo electrónico es un poco más grave, y hacer lo propio en un documento de Word o en un libro entra en el terreno de la herejía. Pero ¿en un tatú? Eso clama al cielo: has tenido tiempo de pensarlo, escribirlo, consultar la ortografía diez veces en AltaVista… De últimas, se lo has entregado escrito a un señor -el tatuador- que, presuntamente, habla y escribe castellano… En resumen: para una falta de ortografía quede inmortalizada en un tatú ha tenido que esquivar toda una yincana de sistemas control, bien es cierto que laxas.

A nosotros plim, que con estos dislates alimentamos el blog, pero que sepáis que ahí fuera hay Nazis de la Ortografía capaces de crucificarte por una diéresis mal puesta. Yo que tú pasaría el corrector de Word a tu frase lapidaria, forastero.

[» Seguir leyendo »]