Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

He visto traducciones al valenciano que vosotros no creeríais

16 Oct 2018

Iñaki Berazaluce

Imagen: Et Felicito Fill.

Los caminos del traductor automático al valenciano son inescrutables: Juan Perro se convierte en “Juan Gos” mientras el indefenso Camarón de la Isla transmuta en “Gambeta”, lo que viene siendo una gamba en valencià. Por su parte, el bandolero Curro Jiménez también adopta una incómoda literalidad y pasa a ser “Treball Jiménez” cuando cabalga por tierras valencianas.

Lo que podría parecer un desliz aislado, un fallo en Matrix o un despiste, es en realidad una práctica sistemática en los titulares y los textos del Levante-EMV. El asunto no sería más que un chiste en Twitter si no fuera porque el digital valenciano es el máximo beneficiario de las ayudas del Gobierno valenciano a la “normalización lingüística” en la Comunidad Valenciana: casi 100.000 euros de vellón anuales en concepto de subvención para promocionar la lengua valenciana, según denuncia Aurora Mora en Diari La Veu (“Diario La Voz”, según el práctico traductor de Levante EMV).

100.000 euracos dan para dos o tres periodistas, o incluso un pequeño ejército de becarios que supervisen los textos, pero no: el periódico utiliza esa misma herramienta para traducir las noticias del castellano al valenciano, dando lugar a joyas como las que siguen, y que recopilaba hasta 2017 el blog Caloret EMV, labor que prosigue la cuenta de Twitter @Aixeque-EMV.

[» Seguir leyendo »]

15 errores garrafales en los libros de texto de tus hijos

29 Mar 2018

Jaime Noguera

Políticos con superpoderes, homofobia, machismo, publicidad subliminal… todo ello en libros de texto de permeables estudiantes españoles. Como dijo el abogado y político colombiano Diego Luís Córdoba, «por la ignorancia se desciende a la servidumbre, por la educación se asciende a la libertad». Por ello, debemos ver los materiales escolares como herramientas para fomentar el espíritu crítico de nuestros estudiantes. Debemos exigir la máxima rigurosidad y atención en la creación de los libros que doblan las espaldas de los escolares cada mañana.  Desgraciadamente, en las paginas que mostramos a continuación parece que sus creadores estaban tomando psicotrópicos o que tenían muy claro lo que hacían. Y  no tenía nada que ver con educar.

[» Seguir leyendo »]