Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Se enciende un cigarrillo en pleno atraco mientras le encañonan con un arma

01 Sep 2019

Iñaki Berazaluce

Las cámaras de seguridad de un bar de Sant Louis (EE.UU.) registraron esta increíble escena en la que un tipo con anticongelante en las venas ignora al atracador que le apunta con un arma semiautomática y se enciende un cigarrillo en su cara. Es el hombre con los huevos de tungsteno.

Sucedió en Behrmann’s Tavern, a medianoche del pasado martes. Un hombre de unos 30 años y cráneo afeitado irrumpió en el tugurio empuñando un arma (modelo Hi-Point Carbine, según apuntan los informados lectores del River Front Times). Los parroquianos y el camarero de la barra hacen lo que se hace en estos casos: tirarse al suelo o salir pitando antes de que empiece la balacera.

Pero el tipo de la barra no se mueve. Se queda impávido, mirando el WhatsApp como si la cosa no fuera con él. El atracador intenta quitarle el móvil pero el hombre de los huevos de tungsteno deja claro que él no es una presa fácil: lo recupera y lo deja de nuevo en la barra. [» Seguir leyendo »]

Detienen a un repartidor de comida por sumergir sus testículos en la salsa de un cliente

03 Mar 2019

Strambotic

“Esto es lo que te pasa cuando das una propina de 89 céntimos”. “Esto” se refiere a meter los testículos en la salsa del pedido de un cliente, un gesto que al repartidor en cuestión puede costarle hasta 15 años de cárcel.

En realidad, los huevos de Howard Webb nunca llegan a entrar en contacto con la comida, tal y como puede apreciarse en el vídeo que circula por Facebook. Se trata más bien de una broma-basura de dos cachondos hartos de un trabajo-basura consistente en repartir comida-basura por el estado de Tennessee.

[» Seguir leyendo »]

No, el Congreso de los Diputados no necesita una leona: ya tiene una

15 Oct 2018

Iñaki Berazaluce

El pasado 10 de octubre la ONG Plan Internacional colocó una leona de cartón en el Congreso de los Diputados para conmemorar el Día de la Niña y, de paso, apañar la cuota femenina en la población felina del congreso.

Craso error. Aunque los leones del congreso parezcan machos y sean conocidos en Madrid por el nombre de señores –Daoiz y Velarde, héroes del 2 de mayo-, en realidad se tratan de un león y una leona, y la prueba es que uno de ellos no tiene testículos. Los leones son los mismos que tiran del carro de Cibeles en la famosa fuente madrileña y, al igual que ellos, tampoco se miran entre sí.

Los dos felinos representan a Atalanta (ella) e Hipómenes (él), héroes de la mitología griega que fueron convertidos en leones (leona y león) por la diosa Cibeles por dedicarse al fornicio en uno de sus templos. [» Seguir leyendo »]

Doce negocios que deberían cambiar de nombre pero ya

15 Jun 2018

Strambotic

Stampalo. Otro hallazgo de Masters of Naming.

«Que hablen de mí, aunque sea mal». Eso deben de pensar los genios que nombraron estos establecimientos, algunos con un par de huevos, como el de arriba, y otros por caprichos de la traducción, como el siempre celebrado restaurante vietnamita Tan Dao Vien.

Destapamos el tarro de las esencias de Masters of Naming para encontrar algunos de los nombres más desafortunados de negocios de este lado del Río Pecos.

[» Seguir leyendo »]

Cuando los ‘cabecicubos’ secuestraron a Quini en Superlópez

28 Feb 2018

Iñaki Berazaluce

En abril de 1981 toda España estuvo en un vilo con el secuestro de Enrique Castro ‘Quini’, entonces el ariete estrella del F.C. Barcelona y que falleció ayer por un infarto a los 68 años en Gijón. Tres delincuentes comunes -en realidad, tres parados metidos a secuestradores- exigieron 70 millones de pesetas por el rescate del futbolista.

El secuestro de Quini -felizmente culminado con la liberación del futbolista- pasó rápidamente a formar parte de la cultura pop. Un año después del mediático secuestro, en 1982, Bruguera lanzó a bombo y platillo el álbum ‘Los cabecicubos’, séptimo álbum y posiblemente el mejor de la serie de ‘Superlópez‘, del gran Jan. [» Seguir leyendo »]

Los comentarios al ‘Rascador elegante de testículos’ en Amazon son pura poesía

18 Ene 2018

Strambotic

De todos los objetos inútiles que puedes comprar en Amazon nuestro predilecto es sin duda, el “Rascador elegante de testículos”, un utensilio que, como su propio nombre indica, sirve para masajearse las gónadas masculinas mientras, por ejemplo, llevas quince años escaqueándote en tu trabajo.

Los compradores satisfechos del aparato son legión (un 62% de testimonios positivos) y han creado todo un nuevo género literario en los comentarios del producto, con declaraciones tan entusiastas como esta: “Una maravilla. Desde que lo tengo, no salgo de casa sin mi rascador de huevos. De hecho no salgo de casa. He dejado de ir al trabajo para pasarme el día con mi rascador. Ya ni mi mujer me molesta, porque se ha ido y de paso se ha llevado a los niños. Esto es la gloria”.

Capítulo aparte merece el revelador capítulo de preguntas y respuestas, en la que el vendedor aclara las dudas de los potenciales compradores, incluyendo funcionarios e incluso algún diputado: [» Seguir leyendo »]

El triunfo de la grasa: antología del plato combinado español

11 Ene 2018

Strambotic

Imagen: Alicia Way, Platos Combinados.

Al nivel del toro de Osborne, el cuñadismo, la flamenca sobre la tele (aprovecho para reivindicar que las teles de plasma gentrifican nuestro salón), el sombrero y chaqué de una botella de Tío Pepe está el plato combinado, orgullo del estado de bienestar español.

La historia del plato combinado se remonta a la apertura de España al turismo, aquellos maravillosos años 60. El Ministerio de Información y Turismo, dirigido por Manuel Fraga, aprobó una ley por la cual se debían servir platos con productos de la tierra a precios asequibles para los nuevos invasores. Como dato, el plato combinado no debía superar las 250 pesetas en el caso de los restaurantes de lujo, y entre las 50 y 170 en los restaurantes de índole inferior, lo que hace replantearse si uno podía ir al Palace a comer huevos fritos. [» Seguir leyendo »]

Valderrama: «Gracias Míchel por haberme tocado los huevos»

16 Nov 2017

Strambotic

El madridista Míchel, como «palpati» y el colombiano Carlos Alberto Valderrama, como «paciente» protagonizaron en 1991 una de las escenas más surrealistas y recordadas de la historia de la Liga Española de Fútbol: a la salida de un córner, Míchel tocó ostentosamente los testículos del jugador del Valladolid, una escena que quedó grabada en nuestras pueriles retinas casi tanto como la huevada de Butragueño.

Veintiséis años después y en un genial regate al tiempo, Valderrama protagoniza una campaña para prevenir el cáncer de testículos en el que agradece a Míchel aquel «reconocimiento»: “Durante mi carrera, he vivido muchos momentos importantes, pero hay uno que me marcó”. A continuación, describe con detalle la exploración del madridista:  [» Seguir leyendo »]

¿Cuántos cojones tenía Franco?

28 Ago 2017

Iñaki Berazaluce

El urólogo Antonio Puigvert afirma que Francisco Franco sólo tenía un testículo en el libro «Franco, el Republicano«, de José María Zavala. El otro lo perdió en la guerra de África, en 1916, durante un «aguerrido ataque» en el que recibió un disparo en el bajo vientre. Sin embargo, Francis Franco, el nietísimo desmiente al periodista Jesús Mariñas este rumor en la revista Tiempo: «Tonterías: mi madre me asegura que nunca visitó la consulta del urólogo que certifica tal cosa. Además, y de ser así, faltaría al código hipocrático».

Queremos salir de dudas. ¿Era Franco monórquido (que no monárquico)? Es decir, ¿tenía un solo cojón o los tenía ambos y bien puestos, como parece demostrar su insigne figura? En temas médicos siempre conviene pedir una tercera opinión, así que acudimos al clásico de la literatura de terror «Cuarenta años junto a Franco», escrita por su médico de cabecera, Vicente Gil, y publicada, como es de rigor, por la editorial Espejo de España en 1981.

Vaya por delante que Vicente Gil fue mucho más que un médico. Después de leer este conmovedor volumen podemos afirmar que era un patriota, un falangista hasta la médula y prácticamente el hombre en la sombra que hacía y deshacía gobiernos, y ponía firmes a esa «panda de sinvergüenzas que son los políticos». Desde luego, el doctor Gil sí que los tenía bien puestos, como veremos inmediatamente, aunque se pasa por ese mismo forro el juramento hipocrático al que hace referencia Francis.

Poco se habla de medicina en «Cuarenta años junto a Franco», pero vaya por delante un somero chequeo de la salud del Caudillo:

«Su salud no podía ser mejor. No sabía hacer gárgaras, ni toser, lo cual descubrí con el paso de los años al tener que tratarle algún catarro. Para él resultaba peor la eliminación de una pequeña flema que cualquier leve enfermedad (…) Fue un hombre que jamás fumó ni bebió». (pág. 38)

Ninguna mención, de momento, a la bolsa escrotal del sátrapa. [» Seguir leyendo »]

El Palpati, el encargado de tocarle los huevos (literalmente) al Papa

25 Ago 2017

Iñaki Berazaluce

Prueba de masculinidad del papa Inocencio X (1644-1655) al recibir el papado. Imagen: Wikicommons.

Aunque viste falda, el Papa de Roma siempre ha sido varón desde los tiempos de Pedro, el number one. 266 Papas han pasado por el Vaticano, un puesto en el que no se exige la cuota femenina. Si repasamos la cronología del papado desde tiempos inmemoriales no encontraremos ni una sola mujer, ¿seguro? La historia no oficial de la Iglesia relata la existencia de la Papisa Juana, que se hizo pasar por hombre y fue elegida Papa -presuntamente con el nombre de Benedicto III– entre 855 y 857, y fue sorprendida… cuando dio a luz.

Para evitar desmanes de esa envergadura (“¡un Papa pariendo en la silla de San Pedro!”), el Vaticano instauró la figura del Palpati*, un individuo -evidentemente varón- cuyo único cometido era palpar los testículos del recién nombrado Papa para dar fe de que, efectivamente, el Santo Padre los tenía bien puestos y no se les había vuelto a colar un travesti en el casting cardenalicio. [» Seguir leyendo »]