Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

“Al recoger su acta de diputado, se diría que muchos políticos se han fumado un porro de incienso”

05 Jun 2017

Iñaki Berazaluce

Maremoto de Cádiz, 1755. La Virgen del Rosario como parapeto.

Lejos de llamarle al orden por apoyar la condecoración a la Virgen del Rosario, los dirigentes de Podemos han cerrado filas en torno al alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, justificando su decisión con argumentos cada vez más alambicados. Primero fue el ex dirigente Juan Carlos Monedero desde estas mismas páginas. Se sumó al carro Teresa Rodríguez en una entrevista en la cadena SER y la guinda la pone Pablo Iglesias, para quien Kichi está condecorando a la Virgen de una forma “muy laica”. No es una broma, no: lo justifica así en el Diario de Cádiz

“Admito que cuando me enteré no entendía nada y tuve que llamar a Kichi para que me lo explicara. Para alguien de Madrid suena raro y no encajaría en otros ayuntamientos que gobernamos. Pero él me convenció. Me habló del carácter de dignidad popular que significaba esa Virgen y que en una ciudad como Cádiz, con esa tradición anarquista y liberal, esa Virgen, tan vinculada a las cofradías de pescadores, no va unida al conservadurismo que nos podría parecer desde fuera. Yo creo que Kichi lo ha manejado de una manera muy laica en el sentido de que se trata una muestra de respeto a los sentimientos populares demostrando que hay que convivir con distintos pareceres y tradiciones”.

Resumiendo, la Virgen del Rosario es de izquierdas y la Virgen del Amor, la favorita de Fernández Díaz, de derechas.

La asociación Europa Laica, que trata de mantener el espíritu laico del Estado, reconocido en la Constitución, intentará impugnar la decisión del Ayuntamiento de Cádiz aunque, como reconoce su presidente, Francisco Delgado, no las tiene todas consigo, “pues la iniciativa debería provenir de quien ha votado en contra”, en este caso Ganar Cádiz (el pecio de Izquierda Unida en la provincia), a la sazón socio de Gobierno de Podemos en el consistorio. [» Seguir leyendo »]