Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Los navarros son los que más leen; los extremeños, los que más ven la TV

02 Jun 2019

Iñaki Berazaluce

Cada español dedica de media 206 minutos -esto es, casi tres horas y media- a ver la televisión. En los ratos que nos quedan libres entre las sesiones catódicas, el trabajo, el sueño y demás actividades extraescolares, aun nos queda tiempo para leer ocho libros y medio al año. Pero, claro, la afición por la lectura -y por la tele- va por barrios: los extremeños son los que más ven la tele (más de cuatro horas diarias), en tanto los navarros consiguen la proeza de ser los que más leen (o, al menos, compran libros: uno por persona y mes) y, al mismo tiempo, tienen un elevado consumo televisivo, igual a la media española.

Los datos del consumo televisivo están extraídos del informe de Barlovento Comunicación elaborado en julio de 2018. Según este informe, el consumo diario de TV se reduce paulatinamente en los hogares españoles, aunque a un ritmo muy lento. Casi dos tercios (64,5%) de los españoles vieron en algún momento la tele durante aquel mes, lo que supone el registro más bajo desde 2003. De los 44,6 millones de espectadores potenciales, sólo 2,33 millones (un 3%) no vieron ni un solo minuto la otrora llamada “caja tonta”. [» Seguir leyendo »]

Siete libros más machistas que un piropo de Torrente

16 Mar 2019

Luis Landeira

«Leer te da vidas extra», reza una de las últimas campañas de fomento de la lectura. Nos dicen que «leer es bueno», que «hay que leer más». Así, en abstracto. Como si todos los libros fueran buenos. Como si en todas partes no cocieran habas.

«Mejor sola que con Maluma», reza otra campaña oficial, ésta contra el machismo. Y nos dicen que «el machismo es malo», y que «hay que ser menos machista». O, mejor aún, no ser machista en absoluto. Vale.

La gran pregunta es: si leer es bueno y el machismo es malo, ¿leer libros machistas es bueno o malo? Intentaremos ser buenos y contestar ipso facto a esta inquietante paradoja repasando un puñado de libros de alto voltaje machirulo. Nuestro infalible machistómetro juzgará cuáles son los más y los menos malos. [» Seguir leyendo »]

Le prohíben la entrada en “todas las bibliotecas del mundo” por masturbarse en una

09 Mar 2019

Strambotic

En lo que es posiblemente la más desproporcionada sentencia entre delito y pena, un tribunal de Wisconsin ha condenado a un joven de 20 años a no volver a entrar en ninguna “biblioteca sobre la faz de la Tierra”. ¿Su infracción? Masturbarse en la biblioteca pública de Racine, una ciudad del citado estado de EEUU.

Tyree Carter estaba el pasado miércoles en segunda planta de la citada biblioteca, intentando estudiar pero incapaz de concentrarse. Apenas eran las 9 de la mañana cuando el joven hizo realidad su lúbrica fantasía: masturbarse en aquel santuario de la cultura. Pero no estaba solo, como creía: una bibliotecaria asistió al lascivo espectáculo -”estaba de pie y en ningún momento trató de disimular”, declararía posteriormente en el juicio- y decidió llamar a la policía. [» Seguir leyendo »]

Un científico apuñala a un colega en una base de la Antártida por destriparle el final de los libros

31 Oct 2018

Strambotic

Beloguzov, la víctima, y Savitsky, el agresor.

Cruz de navajas por un spoiler. Dos científicos rusos de una remota base en la Antártida se vieron involucrados en una violenta pelea que acabó con el apuñalamiento de uno de ellos. ¿El motivo? La víctima se dedicaba a destripar sistemáticamente el final de los libros que iba a leerse el agresor, que, en un arrebato de furia, decidió hacer lo propio con su compañero: destriparle.

Sucedió en la Estación Bellingshausen, en la Isla del Rey Jorge, el territorio con mayor concentración de bases científicas de la Antártida. Dos científicos rusos que compartían cuarto intentaban pasar las solitarias tardes en el gélido continente sumergidos en la lectura. Los dos rusos compartían un pequeño cuarto y tenían acceso a dos canales de TV en ruso, instalaciones deportivas y una biblioteca.

Todo bien, salvo que Oleg Beloguzov, 52 años, de profesión soldador, tenía la manía de contarle el final de los libros a su compañero Sergey Savitsky, de 55 años. “Se empeñaba en contarle el final de los libros antes de que los leyera”, según recoge The Sun, citando fuentes anónimas. [» Seguir leyendo »]

Diez libros obligatorios que te hicieron odiar la lectura

21 Abr 2018

Strambotic

Todos tenemos libros que nos marcaron. Llegaron a nuestra vida en el momento justo, nos ayudaron a tener nuevas ideas, a delimitar el camino vital que hemos seguido desde entonces. Sin embargo, también están esos otros libros que aborrecemos porque alguien nos ‘obligó’ a leerlos: un mal profesor, una indicación en el momento menos adecuado…

Hemos preguntado a once personas que juntan letra con letra cada día (periodistas, novelistas, dramaturgos…) para que nos digan cuál fue ese libro que le obligaron a leer y que, a cambio, aprendieron a odiar. Afortunadamente, algunas de las historias tienen final feliz y hacen a sus protagonistas reconciliarse con grandes obras de la literatura en español. [» Seguir leyendo »]

Escohotado: “Gracias a la hospitalidad del sistema penal español pude escribir ‘Historia general de las drogas’”

22 Dic 2017

Iñaki Berazaluce

Escohotado en el penal de Cuenca: Unas vacaciones “algo cochambrosas”, pero productivas.

A principios de los años ochenta, Antonio Escohotado compaginaba su puesto de profesor en la UNED con una vida hippy en Ibiza, la isla donde se gozaba de una inusitada libertad en los estertores de la dictadura de Franco y el amanecer en blanco y gris de la democracia. Escohotado acababa de fundar Amnesia, un garito con música en vivo en el que -igual que hoy, pero a pequeña escala- se ligaba mucho y se consumían todo tipo de sustancias psicotrópicas.

En una turbia operación policial orquestada desde las cloacas del poder y con la participación de la mafia corsa, Escohotado se vio involucrado en un trapicheo de cocaína que acabó con la detención de los cinco implicados y la condena a dos años y un día de cárcel por tráfico de estupefacientes.

Cualquier otro en su lugar se hubiera hundido en el fango, pero Escohotado decidió hacer de la necesidad virtud. En primer lugar, solicitó al magistrado entrar lo antes posible en prisión, para estupefacción del juez: “¡Caray!, usted es el primero que conozco que tiene prisa por perder su libertad”.

A continuación, hizo un breve tour por la oferta penitenciaria española y finalmente se decantó por el presidio de Cuenca. Allí, su alcaide le otorgó una celda de castigo en la que aislarse con su rudimentario ordenador, y disponer así del tiempo y la tranquilidad requerida para la que sería su obra magna: la ‘Historia general de las drogas’, que por fin está disponible en versión electrónica gracias a la editorial La Emboscadura, de reciente cuño. [» Seguir leyendo »]

En esta novela distópica Barcelona es aniquilada por una bomba nuclear

08 Oct 2017

Strambotic

¿Barcelona devastada por  un holocausto nuclear? Parece la fantasía de algún tertuliano de Intereconomía. Sin embargo, es uno de los múltiples escenarios de España: Guerra Zombi’, una novela publicada hace tres años en Amazon y que, con solo 1800 ejemplares digitales vendidos se ha convertido en obra de culto. Y es que los zombis protagonistas, a juzgar por el contenido del libro, podrían tener en común algo con los independentistas catalanes.

El libro que (avisamos) puede herir la sensibilidad de los catalanes empieza como tantas novelas y películas del subgénero zombi: una serie de extrañas revueltas violentas empiezan a producirse a nivel mundial, aunque en este caso de lo que se trata es de mostrar lo que ocurre en nuestro país. En las primeras páginas, el protagonista se ve enfrentado a la terrible realidad: el virus que afecta a todo el  planeta parece matar a los infectados y después devolverlos a la vida. Tras conseguir huir del país para refugiarse en una isla del norte de Noruega, el antihéroe Alejandro Noriega acepta una suculenta oferta monetaria del gobierno español (presidido por una siniestra y reconocible “Presidenta Aguirre”) para realizar un informe para la ONU. Rajoy, mientras tanto, se encuentra desaparecido.

[» Seguir leyendo »]

Así hubiera quedado España si la República hubiese ganado la guerra (Según Carrero Blanco)

18 Jul 2017

Jaime Noguera

Carrero Blanco escondió, hasta su ascenso a los cielos, una carrera literaria poco conocida en la actualidad. El frustrado sucesor de Franco, además de Almirante y fundador de los servicios de inteligencia españoles, escribió bajo pseudónimo una serie de artículos y libros en los que explicaba su parcial visión de España. Con el alias de Juan de la Cosa se atrevió a soñar un universo paralelo en el que las tropas republicanas acababan ahogando el golpe de estado. Como no podía ser de otra manera, el marino auguraba el peor de los destinos para España: una guerra contra Hitler.

[» Seguir leyendo »]

‘Ligar al primer clic’: las aplicaciones más bizarras para pillar cacho por internet

16 May 2017

Luis Landeira

Hace poco, recorriendo las mesas de novedades de una céntrica librería madrileña de cuyo nombre no quiero acordarme, me encontré un libro curioso: Ligar al primer clic (Editorial La Esfera de los Libros) de un tal Luigi Landeira, que explora todos los secretos para ligar cara a cara y por internet.

La verdad es que yo, siendo como soy joven, guapo, rico y gracioso, no necesito esas paridas de autoayuda para pillar cacho, pero movido por una extraña fuerza adquirí el libro y me lo leí en un periquete. Y debo confesar que me gustó. En el fondo, sus más de 250 páginas son una descacharrante parodia de manual de ligoteo al uso, al igual que El Quijote era una parodia de los libros de caballería. Salvando las distancias.

De todo su contenido de Ligar al primer clic, lo que más me sorprendió fue la existencia de unas cuantas aplicaciones para facilitar el cortejo humano que podemos considerar de alto voltaje estrambótico, susceptibles de convertir el tedioso arte de seducir en una verbena bizarra. Veamos alguna de ellas con ayuda del mismísimo autor. [» Seguir leyendo »]

Con el tiempo que pasas en las redes sociales podrías leer más de cien libros al año

09 Feb 2017

Iñaki Berazaluce

Tres de cuatro españoles no ha pisado nunca una librería y cerca de la mitad no lee ni los prospectos del medicamento. Esto es casi una tradición, así que no le vamos a echar la culpa a Facebook, porque en esto de la lectura sucede lo mismo que con el sexo: no es que se folle poco, es que siempre follamos los mismos.

Es probable que hayas llegado a este artículo a través de una red social, posiblemente Facebook, puede que Twitter o incluso WhatsApp. No es descabellado que esta mañana entraras en la red social para ver los mensajes y cotillear aquí y allá, y, horas después, cayeras en este post, preguntándote adónde ha ido a parar tu preciado tiempo, ese que siempre dices que te falta. [» Seguir leyendo »]