Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

‘Efectiviwonder’, ‘ya ves truz’ y otras 20 expresiones más rancias que el Anís del Mono

19 Feb 2018

Luis Landeira

El Diccionario de la RAE ya dedicaba un par de acepciones despectivas a lo rancio: «Anticuado o propio de épocas pasadas» y, dicho de una persona, «de ideas pasadas de moda». Sin embargo, en el año 2010 la palabreja adquirió una dimensión cósmica y comica, cuando el dibujante Pedro Vera la convirtió en el hashtag de Twitter #ranciofacts. y, posteriormente, en una serie de historietas para El Jueves, recopiladas en formato álbum por Astiberri.

El historietista me explica su propia acepción de lo rancio: “Vendría a ser algo así como expresiones desactualizadas, más caducadas que el DNI de La Pasionaria, comportamientos revenidos, tópicos manidos ad nauseam, lugares comunes muy machacados y usados por pereza comunicativa, situaciones mohosas, chistes que dejaron de tener gracia en la Batalla de Lepanto, coletillas viejunas, cochambre comunicativa…” [» Seguir leyendo »]

‘¡Opa ahí!’: diccionario esencial para chapurrear el idioma ferrolano

02 Feb 2017

Luis Landeira

«Yo escribo en ferrolano y no en castellano. El ferrolano es mi verdadero idioma». Gonzalo Torrente Ballester

De los creadores de “Las siete miserias de Ferrol, el Detroit gallego”, llega este, un nuevo artículo consagrado a divulgar las peculiaridades de una de las zonas más marcianas de España y parte del extranjero: la localidad antes conocida como El Ferrol del Caudillo, provincia de La Coruña.

En esta ocasión, nos centraremos sólo en la lengua ferrolana: una delirante e hilarante forma de hablar en la que se alternan, se funden y se confunden inglés, portugués, gallego, castellano y lo que caiga. Esta lengua, dialecto, idioma o como quieran llamarle, se formó por la interacción verbal de gentes muy diversas, cada una de su padre y de su madre, que durante décadas se dio en Ferrol: militares y marinos de medio mundo, currantes de los astilleros, pescadores, mariscadores, agricultores y un largo etcétera.

El verbo de Ferrolterra es tan ingenioso, gracioso y singular que hasta ha dado para un señor libro, titulado “El ferrolano: un estudio del habla local”, de Guillermo Ferrández, disponible en comercios del ramo y en la web de la editorial Embora. Sin pretender ser tan rigurosos como el susodicho, pues el espacio y el tiempo apremian, vamos a derramar aquí algunas de las palabras más asombrosas del ferrolano y tratar de explicar su correspondiente significado con no poca retranca. [» Seguir leyendo »]

Yo puse de moda la palabra ‘bizarro’, ¿pasa algo?

15 Nov 2016

Luis Landeira

1464767459

Valiente, esforzado, generoso, lúcido, espléndido. No, no me estoy describiendo a mí mismo, sino transcribiendo las acepciones que el diccionario de la Real Academia Española atribuye a “bizarro”, un adjetivo que, para más inri, procede del italiano “bizzarro”, que significa “iracundo”. En principio, este era el único significado en lengua castellana de la palabra en cuestión. Ahora bien…

En 1993 apareció el primer número de “Mondo Brutto”, un fanzine del que tuve el dudoso honor de formar parte, cuyo eslogan de marca era “actualidad bizarra para brutos mecánicos”, y cuyos contenidos eran y se jactaban de ser netamente “bizarros” pero no en la acepción de la RAE ni en la de su raíz italiana, sino en la del término inglés derivado del francés “bizarre”: inusual, excéntrico, transgresor o extraño en apariencia o estilo. Para nosotros, el gran icono de lo bizarro era un personaje de cómic llamado Bizarro (valga la múltiple flunflunflancia), duplicado tosco y mostrenco de Superman. [» Seguir leyendo »]