Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Esto es lo que sucede cuando te metes una raya de coca

15 Ago 2018

Iñaki Berazaluce

La escena se repite cada fin de semana en miles de bares, restaurantes y garitos de todo pelaje: acabada la cena o recién pedido el cubata de turno, uno de los miembros -o miembras- del grupo alza las cejas, esboza una sonrisa y encamina sus pasos al baño, seguido por el resto de los componentes de la cuadrilla, separados por sexos o todos en feliz totum revoluntum, en función de la tolerancia del local en cuestión.

Todos saben, todos sabemos, adónde van: del camarero al resto de los clientes. No hay nada malo en ello, porque la ceremonia de empolvarse la nariz se hace con la debida discreción y, a fin de cuentas, ¿qué mal puede hacer una rayita de coca de tarde en tarde? [» Seguir leyendo »]

Este es el animal más letal del mundo (y no, no es Donald Trump)

21 May 2018

Strambotic

Infografía: Statista, a partir de datos de Gates Notes. Pincha en la imagen para verla a tamaño completo.

El mosquito, también conocido como “el mosquito de los cojones”, mata cada año 725.000 personas, lo que convierte a este insecto en el animal más letal del planeta… si hablamos de víctimas humanas, claro. La medalla de plata va para el homo sapiens sapiens, primate bípedo de gran inteligencia y una inaudita capacidad de aniquilación; los humanos matan 475.000 de sus congéneres cada año.

Muy lejos, en el tercer puesto, se sitúa la serpiente -o, más bien, la suma de todos los oficios, de la víbora a la anaconda-, que cada año acaban con la vida de 50.000 personas. Fuera de los puestos de honor está el mejor amigo del hombre -no siempre- que, entre rabia y mordiscos, se carga a 25.000 de los nuestros cada año. [» Seguir leyendo »]

España, segundo país europeo en el ranking de muertes por selfie

23 Mar 2017

Strambotic

El selfie es un asesino. Provoca ya más muertes que los ataques de tiburón o las subidas al Everest, por ejemplo; y es que hay más estúpidos con cámara que escualos con mala fama.

La típica foto con los amigos está más que obsoleta y lo que mola es la búsqueda de lo extremo. Grandes alturas, situaciones de riesgo, etc. Claro, si ya algunas veces resulta complicado el salir bien (entre buscar el plano, que el sol no deslumbre, meter barriga…) en una foto normalita, resulta comprensible que, subido a la antena de un rascacielos de Jakarta o poniendo carita de pato en la vía del AVE Málaga-Madrid mientras el tren devora los metros que quedan hacia tu frágil espalda, los errores se paguen caros, muy caros.

Lo que nos lleva a una simple pregunta: ¿Nos estamos volviendo gilipollas?

[» Seguir leyendo »]

¿Cuántas personas mató Dios en la Biblia?

02 Ene 2017

Iñaki Berazaluce

noedelugeleoncomerre

León Comerre: El Diluvio.

Embriagaré mis flechas de sangre, mi espada devorará la carne; sangre de los masacrados y cautivos, cabezas de jefes enemigos”.

Deuterenonio, 32:42.

El Antiguo Testamento es una brutal relación de matanzas, violaciones y todo tipo de aberraciones sexuales que hacen que ‘Juego de tronos’ parezca ‘Sonrisas y lágrimas’. Eran otros tiempos, claro: Yaveh era un dios como se estilaba en aquella época: brutal, vengativo, violento, sanguinario, un digno representante del heteropatriarcado, como se dice ahora.

Aunque los primeros capítulos parece que apuntan a una bonita historia romántica, con una pareja nudista en un paraíso en el que sólo hay que retozar y amancebarse, no tarda en producirse el primer crimen: Caín mata al bueno de Abel por un quítame allá unas chuletas. A partir de ahí, el acabóse: Dios desenfunda su espada flamígera a la primera de cambio y aniquila sin piedad a pecadores, impíos, recién nacidos o incluso algún vicioso onanista. Lo que viene siendo un sindiós. [» Seguir leyendo »]

De Aznar a El Puma: las siete muertes más dolorosamente falsas de las redes sociales

03 Nov 2015

Luis Landeira

Captura de pantalla 2015-11-03 a las 0.14.55

En un país de porteras criticonas como es España, debes morirte para que hablen bien de ti. Da igual que, hasta el mismísimo instante su deceso, un famoso, famosillo o famosete fuera olímpicamente ignorado o vituperado por las masas. Basta con que salte al otro barrio para que las redes sociales se llenen de ayes, rips y lágrimas de cocodrilo. Lástima que el finado no esté ahí para verlo, ¿verdad?

Pues bien, muchas veces, ese muerto está muy vivo y asiste atónito al lamentable espectáculo virtual de su propio deceso. En internet las noticias vuelan, y basta que un tuitero con muchos seguidores encienda la chispa para que la negra noticia corra como la pólvora… hasta que es desmentida, cosa que sirve de excusa a los internautas para convertir al no-muerto en objeto de mofa, befa y escarnio. [» Seguir leyendo »]