Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Suben a Facebook un cuadro del siglo XIX de una mujer desnuda y varios hombres intentan ligar con ella

11 Sep 2019

Strambotic

La culpa es de los artistas, que las pintan en cueros. Varios hombres intentaron ligar con un óleo del siglo XIX que representa a una mujer desnuda después de tomar un baño. “Ey, preciosa, llámame. Te paso mi número de WhatsApp”, escribía sin un atisbo de ironía (el teléfono venía a continuación) uno de los pretendientes de la protagonista de ‘Tras el baño’, del pintor francés William-Adolphe Bouguereau (1825-1905).

El cuadro fue compartido inicialmente por la página de arte de Facebook World Paintings, aunque no se hizo viral hasta que la periodista Kitty Wenham compartió los comentarios galantes en su cuenta de Twitter. El cuadro representa a una mujer desnuda, es decir, como sale una normalmente del baño, y se ve que este hecho elevó la bilirrubina de un copioso número de internautas varones: “Hola, chica sexy, ¿cómo estás?”, inquiría uno. “Te besaría todo el cuerpo”, decía otro, entrando ya en harina. Un tercer candidato, aún más fogoso, se postula con una propuesta seria: “Me gustas y te quiero y te llenaré todo el día y toda la noche. Te necesito, por favor, ven a Bangladesh y yo te recibiré”. [» Seguir leyendo »]

Traficantes de pesadillas: las obras de arte más espantosas que encontré en Wallapop

25 Ago 2016

David Cánovas

Don Simon Header

Este es un viaje al lado oscuro de la economía colaborativa. Hacia las catacumbas del trueque celebrado entre particulares bajo la luz macilenta de un tubo fluorescente. Está sucediendo en tu ciudad, puede que en tu barrio o en tu mismísimo bloque. Quizá tú también seas una de esas inquietantes figuras fantasmagóricas que deambulan por las redes en busca de un dudoso chollo.

Hablamos del tráfico de arte underground. Basta con que abras una aplicación en el móvil para adentrarte en la deep web del arte más turbio. Fogonazos de sordidez, cosas que, una vez vistas, quedan grabadas a fuego en la retina, sin marcha atrás, sin rewind. Y una vez completado el primer párrafo sensacionalista, llega el momento de ir al grano: gente que vende arte demencial en Wallapop. [» Seguir leyendo »]