Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Posiblemente el mejor ‘simpa’ de todos los tiempos

26 Jul 2019

Iñaki Berazaluce

Hay ‘simpas’ y ‘simpas’. El de la mariscada que intentó la semana pasada un italiano en Formentera tuvo su mérito por la cuantía (420 euros de multa) y la audacia: en un chiringuito en una isla llana y sin posible escapatoria. Un plan sin fisuras.

En el otro extremo, no solo de preparación sino del mundo está el espectacular ‘simpa’ que protagonizaron en 2012 un grupo de amigotes al mejor estilo de peli de acción: cuatro hombres de traje y corbata bebieron varias rondas de copas en el club que corona la Torre Rialto, a 243 metros de altura del suelo de Merlbourne. Una vez acabadas las consumiciones se pusieron unos paracaídas que traían escondidos y saltaron al vacío desde el piso 55, a 243 metros del suelo. [» Seguir leyendo »]

Los siete ‘simpas’ más épicos de la historia

02 Mar 2017

Strambotic

Un ‘simpa’, por si has vivido aislado en algún atolón del Pacífico durante la última década, es el acto de abandonar de manera premeditada un bar o un restaurante sin pagar la cuenta. Aunque pueda parecer que para cometer este tipo de fechorías hay que tener mucho estómago o muy poca vergüenza, los ‘simpas’ se triplicaron en nuestro país desde la prohibición de fumar en los locales de esparcimiento. Y es que con el «salgo a fumar un piti y ahora vuelvo», se abrió la veda a los amigos del impago. Hoy en Strambotic os mostramos,  seis ‘simpas’ (o ‘sinpas’: según otra escuela de pensamiento) de auténtica técnica pro, tan absolutamente míticos que puede que le entren ganas al mismísimo James Bond de escaquearse para no pagar su Martini.

[» Seguir leyendo »]

“Buscando a Irene desesperadamente”: el “milagroso” champú contra la calvicie que llegó de Ibiza

22 Ene 2017

Strambotic

El anuncio que ven arriba salió publicado durante la semana pasada en el Diario de Ibiza, que viene a ser la hoja parroquial de la Pitiusa mayor: todo el mundo lo lee. “Buscando a Irene desesperadamente”, escribía el misterioso escribiente. El recorte apareció reproducido más tarde en el no menos popular grupo de Facebook Ibiza Winter Residents, donde la propia Irene respondía.

Intrigado por esta inusual, vehemente y algo anacrónica búsqueda, hice lo que hacemos los periodistas en estos casos: meterme donde no me llaman y contactar a los implicados. El “desesperado buscador” resultó ser un veraneante en la isla, de nombre Andy y nacionalidad holandesa, que contestó a mis preguntas en el correo que aparecía en el anuncio y que ya daba una pista (“hair resurrection”): [» Seguir leyendo »]