Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Pillado en el Aeropuerto de Barcelona con medio kilo de cocaína debajo del peluquín

16 Jul 2019

Strambotic

Foto: CNP.

El cartel de Cali tenía un plan B si fallaban los narcosubmarinos de cocaína en el Atlántico: anegar los aeropuertos españoles y europeos con señores con bisoñé bajo los que esconderían fardos de cocaína. Por supuesto, algunos llevarían droga de verdad y otros, algún tipo de señuelo, un estuche con tres calzoncillos o una paquete de cruasanes.

El primer intento de esta modalidad de narcomenudeo ha sido abortado a tiempo por la policía del Aeropuerto de Barcelona. Un ciudadano colombiano fue detenido al aterrizar en la Ciudad Condal procedente de Bogotá cuando los agentes sospecharon de su peinado, un estilismo inusual en Cataluña y tampoco demasiado común en Colombia. [» Seguir leyendo »]

El ‘procés’, explicado por Lory Money en un minuto: “Toma pan tumaca, madafaka”

16 Ene 2018

Strambotic

Éramos pocos y parió Lory Money. El ‘youtuber’ senegalés que “llegó en patera”, como gusta de autodefinirse, ha compartido en Facebook un brevísimo e hilarante vídeo de poco más de un minuto en el que “explica” en dos brochazos el “procés”.

Mejor ver: [» Seguir leyendo »]

Cómo catalogar los personajes de Bardem por su peinado

25 Mar 2014

Iñaki Berazaluce

pelis bardem pq

 

Pulsa en la imagen para verla a tamaño completo. Montaje de Noemí Rivera.

No nos engañemos: Javier Bardem no es “camaleónico”, como Gary Oldman. Cuando aparece en pantalla todo el mundo sabe que ahí está el Bardem, con su poderosa mandíbula y su mirada pícara. Los directores de Hollywood se pirran porque la estrella española aparezca en sus pelis, pero antes de darle el papel le dan un boleto para la peluquería: “Me lo peinas a la manera de un narco mexicano”, dice Ridley Scott a la estilista de ‘El Consejero’, y el pobre actor luce al rato un peinado propio de un pinchadiscos guatemalteco.

La culpa de todo no la tienen los gringos, sino el bilbaíno Alex de la Iglesia, que abrió la veda del maltrato capilar de Bardem en ‘Perdita Durango’, asociando injustamente una profesión honrada como la de serial killer con una greña aceitosa, como la que lucía Romeo Dolorosa. Tras aquel fallido debut en el Hollywood latino, el actor resbaló por la pendiente deslizante del “todo vale” capilar: Amenábar le rapó la azotea en ‘Mar Adentro’ y los Cohen le endosaron un ridículo casco de Clic en ‘No es país para viejos’. [» Seguir leyendo »]