Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

La ciudad en la que todo el mundo estaba drogado

26 Sep 2018

Strambotic

800px-Morton_Ether_1846
La droga es cuestión dosis, así como de límites geográficos. O se encuentra extramuros o en el centro neurálgico de las sociedades, cuando no en ambos sitios simultáneamente. Echad un vistazo a los barrios periféricos de una gran ciudad y lo que se cuece en las oficinas de los magnates del centro. Lo es que menos común es que toda la ciudad, al completo, sin distinción de clases, permanezca colocada.

Eso es lo que ocurrió en Draperstown, en Irlanda del Norte, donde tuvo lugar el más célebre brote colectivo de eterización, esto es, colocón por éter.

[» Seguir leyendo »]

El juguete sexual que promete orgasmos “extraordinarios” a las mujeres y amenaza con “dejar obsoletos” a los hombres

25 Dic 2017

Iñaki Berazaluce

En una gloriosa escena de ‘Wonder Woman’, Diana yace en una barca con el soldado americano al que acaba de salvar la vida y, haciendo gala de su candidez en materia sexual [spoiler: Diana es una amazona creada por Zeus y que no conoció varón], dice: “He leído los dos volúmenes del tratado de Clio sobre los placeres terrenales y la conclusión es que los hombres son esenciales para la procreación, pero si hablamos de placer, son innecesarios”.

Habíamos escuchado las enormes bondades de un nuevo juguete sexual, llamado Womanizer, así que pedimos a varias amigas que lo probaran. El diagnóstico fue unánime: “Orgamos increíbles”, “como si alguien te lamiera el clítoris… pero bien hecho”, “este chisme va a dejar obsoletos a los hombres”. El secreto de Womanizer es que no recurre ni a la penetración ni a la vibración sino que incorpora un sistema de succión que estimula el clítoris sin llegar a tocarlo. Algo así:

Nos ponemos en contacto con el inventor de Womanizer, Michael Lenke, y su mujer, Brigitte, beta tester y cofundadora de la empresa, que ya ha vendido más de un millón de aparatos en todo el mundo: “No queremos hacer obsoletos a los hombres”, aseguran, pero su propia publicidad lo desmiente: una mujer se aburre soberanamente durante un coito “clásico” mientras sueña en darle alegría a su cuerpo con Womanizer.

Brigitte y Michael respondieron vía correo electrónico las preguntas de Strambotic: [» Seguir leyendo »]