Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Los sueldos de los artistas de Woodstock: Jimi Hendrix, 18.000 dólares; Santana, 750

06 Feb 2019

Strambotic

Siempre ha habido clases, también entre los artistas, también en Woodstock, el legendario festival de rock, drogas y amor del que este año se cumplen 50 años. La lista de los emolumentos de los grupos y cantantes en Woodstock desvela la existencia de una aristocracia, coronada por el rey Jimi Hendrix, una clase media en la que cohabitaban The Who, Grateful Dead o Ten Years After y la plebe, en la que estaban mitos (en ciernes) como Joe Coker o el mismísimo Santana, que apenas se llevó 750 dólares (el equivalente a 6.000 dólares actuales) por su inolvidable concierto. [» Seguir leyendo »]

¿Qué tribu urbana envejece peor?

04 Jul 2018

Luis Landeira

Fabrizio Colucci

Antes de la década de los 50, los jóvenes apenas se diferenciaban de los viejos: vestían igual, hablaban igual y hacían más o menos las mismas tonterías. Luego apareció James Dean y a la muchachada le dio por ser rebelde y distinguirse de sus mayores, poniéndose jeans y hablando raro. No contentos con esto, se agruparon en estrafalarias tribus urbanas, según preferencias éticas y estéticas.

Aparecieron los rockers, los hippies, los mods, los punks, los moteros… y más tarde los góticos, los bakalas, los emos, los raperos y un largo etcétera. Todos vestían diferente y pensaban igual: como gente joven y descerebrada que odia a los adultos y solo busca juerga y desparrame. Hasta aquí todo perfecto.

Pero hay un pequeño problema: los jóvenes también crecen y se hacen mayores. Muchos tiran la toalla y “maduran”, o sea, pasan a vestir, hablar, comportarse y vivir exactamente igual que sus ancianos padres. Pero otros, más cabezones, siguen erre que erre, aferrados a su tribu, simulando una eterna juventud mientras sus cuerpos se van marchitando y su estampa es cada vez más ridícula. Esto nos lleva a la pregunta del millón: ¿qué tribu urbana envejece peor y alcanza mayores niveles de «pureteo»? Vamos a verlo.

[» Seguir leyendo »]

Cantantes que pintan monas: de Lola Flores a Joaquín Sabina

18 May 2018

Luis Landeira

“Zapatero a tus zapatos”: este sabio refrán atribuido al pintor griego Apeles (352 a.C. – 308 a.C.), es una seria advertencia sobre los peligros de abarcar tareas que sobrepasan las capacidades de cada persona. Un caso especialmente flagrante es el de los cantantes que pintan cuadros. O, centrándonos más, cantantes españoles que pintan monas.

Ignoramos a santo de qué unos señores que se ganan la vida cantando dan por sentado que también pueden ser pintores. Quizá sea que la fama, que hoy por hoy es patente de corso para perpetrar las mayores mamarrachadas. O tal vez ese pésimo consejero que es el ego, que se infla con los aplausos y les hace creer al artista de la canción que es un renacentista que lo mismo vale para un roto que para un descosido. Pero, como veremos ipso facto, va a ser que no. [» Seguir leyendo »]

“Somos droga”: entrevista coral a los dibujantes que ilustran el nuevo disco de Cabezafuego

24 Jun 2017

Luis Landeira

“Somos droga”. Un disco-tebeo con semejante título no puede ser malo, ni tampoco bueno para la salud pública: se trata, “somos droga”, de una frase digna del mismísimo Escohotado, pero no del Escohotado viejuno y gagá, sino de aquel joven intrépido que escribió varios tochos sobre droja mientras se ponía fino en una comuna ibicenca. Con un título así, el rockero Cabezafuego tiene el cielo ganado. O el infierno.

Porque estamos hablando de un señor disco que viene acompañado de un tebeo editado por Autsider Cómics en cabal colaboración con Color Hits Discos, que tiene unos impredecibles efectos sobre el cerebelo de las personas. Para perpetrarlo ha hecho falta un equipo artístico-humano de los que hacen época, siempre bajo la batuta del propio Cabezafuego. Ya lo dicen los Hermanos Cubero en una jota incluida en el disco: “Cabezafuego ya vuelve, dando tumbos, dando eses, viene con sus tonterías, ya verán qué les parece”. [» Seguir leyendo »]

Juan Abarca: el punki que debería tener una silla en la Real Academia de la Lengua Española

30 Ago 2016

Inma Saranova

13706166_10209312836633306_694368426_n

Fotografía: María Zaballos

En Strambotic continuamos empeñados en no perder la fe en la humanidad y por eso seguimos con nuestra ronda de entrevistas con personajes muy estrambóticos que nos hacen confiar en que no todo está perdido. Por eso, hoy hablamos con Juan Abarca (Madrid, 1969), «Musitor» y «Escrísico«, y alma de uno de los grupos punk de culto más míticos de España: Mamá Ladilla.

Supongamos que cae una maceta
directa a tu cabeza,
a la vez un piano de cola
y de paso, un meteorito. 
Y entre todos te aplastan contra el suelo
la sesera, y te estampan
el careto en el pavimento
contra la única baldosa en la que hay una mierda.
Una mierda fresca.
En la acera, hay una mierda fresca.
Y todo se vuelve de pronto detritus.
Se te espachurra el rictus.

Detritus (Coprofonía), Mamá Ladilla

Abarca es un tipo polifacético que no se puede estar quieto, por eso en paralelo a Mamá Ladilla, también es miembro de la banda Dixlesia (el ROCK en minúsculas) y ha formado parte de la banda de versiones Engendro, al mismo tiempo que ha hecho sus pinitos literarios con «Dios es Chiste»  (Ven y te lo cuento Ediciones, 2011) y «Diccionario Jeroglífico» (2013), ah, y también actúa en solitario en versión acústica mezclando sus surrealistas textos con melodías imposibles. Todo un juglar de la postmodernidad. [» Seguir leyendo »]

Diez conciertos ridículos que jamás debieron celebrarse

16 Jul 2015

Viruete

orozco

Sobre el papel, la idea de dar un concierto para un público compuesto por un montón de embriones como público, todo por la ciencia, puede sonar muy bien. En la práctica, el experimento se convierte en motivo de chufla, como bien os puede contar Antonio Orozco. El caso es que, por un motivo u otro, no es tan raro que se celebren conciertos con premisas disparatadas, o que terminan de manera vergonzosa para público y artistas. Si cualquiera de estos 10 conciertos no se hubieran celebrado, no se habría perdido nada. Incluso la humanidad podría haber salido ganando.

[» Seguir leyendo »]

«Más chutes no»: Diez cantos a la necia droga

24 May 2015

Luis Landeira

los calis

Si ha entrado usted aquí, amigo yonqui, buscando el “Heroine” de Lou Reed, el “Cocaine” de Eric Clapton o cualquier otra cancioncilla en guachi gauchi que celebre su incombustible adicción, se equivoca de artículo.

Porque, ¿para qué perder el tiempo escuchando tonadas que nuestro paupérrimo nivel de inglés nos impide entender, cuando en el cancionero español hay temazos mil que glosan en cristiano las grandezas y miserias de la toxicomanía?

Y es que los artistas nacionales han profundizado en la cosa de la droga con un salero y una grasia que no se pue aguantá. Algo muy lógico, si tenemos en cuenta que las sustancias psicoactivas han sido la gasolina de nuestros músicos, desde el mismísimo instante en que un simio ibérico aporreó una zambomba. [» Seguir leyendo »]