Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Nueve bastardos que no necesitan la prueba del ADN para averiguar quién es su padre

07 May 2018

Jaime Noguera

el-cordobes--575x323

Según la Real Academia de la Lengua Española, un hijo bastardo es “aquel nacido de una unión no matrimonial“, de padres que “no podían contraer matrimonio al tiempo de la concepción ni al del nacimiento” o “aquel ilegítimo pero de padre conocido”. La palabra bastardo, según el blog especializado Palabras a Medida, es de origen francés (de bastard) o del germánico bansti: granero’, es decir, nacido en mala cuna, de origen no recto, como Dios manda, sino de coyunda ilícita, desviada.”

Seré un moderno y un cursi, pero ¿qué va a tener de desviado algo tan hermoso como crear una nueva vida, un retoño, un hijo de tus entretelas? ¿Tienen acaso bastardos los tigres de Sumatra, los osos panda o el gato de la vecina? ¡Ah, los humanos, siempre los humanos etiquetándolo todo! Especialmente los ricos, dado que cuando no hay herencia que dejar (o que heredar) el que la progenie sea o no sea “legítima” no tiene interés ninguno. Lo que es una gran verdad es aquello de que la jodienda no tiene enmienda y que nadie está libre de plantar su simiente en una maceta imprevista. De Julio Iglesias a Carlos Baute pasando por Arnold Schwarzenegger y nuestro rey emérito, no son pocos los que han sido acusados de ir repartiendo alegremente por ahí su código genético. Hoy nos centramos en aquellos hijos bastardos que son tan parecidos a sus  padres que nosotros ni les pediríamos una muestra de ADN

[» Seguir leyendo »]

Veinte estremecedores cortes de pelo que deberías probar antes de quedarte calvo

10 Jun 2015

Iñaki Berazaluce

uni

Tú, joven. Sí, te decimos a ti, que aún luces una tupida mata de pelo. No creas que la opulencia capilar va a durar eternamente, así que tal vez deberías plantearte lucir, al menos una vez en la vida, algunos de los siguientes peinados, que recorren toda la gama de grises de la audacia capilar, desde el pelo piña “porque-yo-lo-valgo” hasta el peinado gorra con el que no se atrevería ni un delantero centro en la final de la Champions. [» Seguir leyendo »]

¿Cuántos siglos tardarías en ganar el sueldo de Cristiano Ronaldo?

17 Feb 2015

Iñaki Berazaluce

cristiano

La desigualdad es uno de los debates más candentes de la política actual. Cuando pensamos en la desigualdad suele venirnos a la cabeza la imagen el ricachón con chistera que suelen dibujar los viñetistas o el empresario hiperforrado que surca las aguas de Formentera en su yate de supervillano. El economista francés Thomas Piketty se ha convertido en una imprevisible estrella mediática gracias a su influyente ensayo sobre las causas (y las posibles soluciones) de la creciente desigualdad.

Sin embargo, tal y como apunta John Carlin en El País, un segmento muy particular del 1% que acapara los recursos del mundo no sólo no despierta animadversión, sino admiración entre un nutrido porcentaje del 99% restante que integramos el populacho. Nos referimos, cómo no, a las estrellas del firmamento futbolístico, tipos como Cristiano Ronaldo, Leo Messi o Neymar, que se levantan en un par de horas (incluso mientras están durmiendo la siesta) mucha más pasta que cualquier currante en un año de trabajo. [» Seguir leyendo »]