Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

El tuit que salvó de la ruina a una pizzería de Tenerife

18 Mar 2019

Iñaki Berazaluce

María del Pino abrió el pasado mes de octubre la Pizzería Nisa, en La Laguna (Tenerife), con toda la ilusión del mundo. Aquel humilde negocio iba a ser su modo de vida para esta grancanaria recién llegada a Tenerife para reencontrarse con su hija, Nisa. Pero, al contrario de lo que airea Coelho, el cosmos no siempre se confabula para que tus deseos se hagan realidad, y a los dos meses de la inauguración, el negocio no funcionaba y María empezó a plantearse traspasar el restaurante. [» Seguir leyendo »]

Veinte plataformas colaborativas que podrían arruinar a los bancos

20 Ago 2017

Iñaki Berazaluce

010-the-hudsucker-proxy-theredlist

Cada día me despierto deseando que internet no exista”. La frase se atribuye a un tendero pero se la podría apropiar cualquier banquero tradicional, a tenor del ejército de rivales que están socavando el negocio financiero y que, mucho nos tememos, convertirá a los grandes bancos en los trilobites del siglo XXI. Nadie -salvo, quizá, los atracadores- los va a echar de menos.

“Estimamos que la banca puede perder 11.000 millones de sus beneficios [de 150.000 millones] en los próximos cinco años”. Quien pronostica esto no es precisamente un antisistema sino la mismísima Goldman Sachs. Tampoco es sospechoso de bolcheviquismo Bill Gates, para quien “necesitamos servicios bancarios, pero no bancos”. [» Seguir leyendo »]

«Más chutes no»: Diez cantos a la necia droga

24 May 2015

Luis Landeira

los calis

Si ha entrado usted aquí, amigo yonqui, buscando el “Heroine” de Lou Reed, el “Cocaine” de Eric Clapton o cualquier otra cancioncilla en guachi gauchi que celebre su incombustible adicción, se equivoca de artículo.

Porque, ¿para qué perder el tiempo escuchando tonadas que nuestro paupérrimo nivel de inglés nos impide entender, cuando en el cancionero español hay temazos mil que glosan en cristiano las grandezas y miserias de la toxicomanía?

Y es que los artistas nacionales han profundizado en la cosa de la droga con un salero y una grasia que no se pue aguantá. Algo muy lógico, si tenemos en cuenta que las sustancias psicoactivas han sido la gasolina de nuestros músicos, desde el mismísimo instante en que un simio ibérico aporreó una zambomba. [» Seguir leyendo »]