Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

El Zulista: una estremecedora colección de agujeros que quieren hacer pasar por viviendas

14 Nov 2018

Strambotic

Zulo” es una palabra prestada del euskera al castellano que significa “agujero”. Un zulo lo mismo sirve para esconder a un secuestrado, para guardar un arsenal de pistolas Parabellum o, de un tiempo a esta parte, para alojar a uno o más millenials.

Por suerte, ya no quedan secuestrados en los zulos, pero el sustantivo ha venido para quedarse y definir una realidad mucho más habitual y cotidiana: ese agujero de dos por dos en el que vivir malamente en la ciudad por la mitad de un sueldo de miseurista. El Zulista y su creciente comunidad recopila las “pesadillas inmobiliarias” encontradas en los anuncios de internet: apartamentos del tamaño de un recibidor medio en los que conviven sofás, inodoros, escritorios y neveras en apretado horror vacui.

[» Seguir leyendo »]

Los productos más ridículos de Wallapuff, el lado oscuro (e hilarante) de Wallapop

16 Feb 2016

Strambotic

8

Wallapuff es una web que recoge  las ventas más locas, los timos más extraños y las conversaciones más bizarras que cada día te puedes encontrar como usuario habitual de ese mercadillo digital que es Wallapop. Sus desquiciados creadores nos han enviado una selección gourmet de lo más desvergonzado que han hallado en su peregrinar por esta disparatada app española que está en boca de todos (¡súbelo!, ¡súbelo!). Y, la verdad, es que casi nos da un pasmo.

[» Seguir leyendo »]

Valle-Inclán y el insólito caso del hombre con Rayos X en los ojos

28 Ene 2015

Strambotic

15242500298_81affea37b_b

¿Qué mirarías de tener visión de ‘rayos x’, capaz de atravesar objetos? Mientras te decides, invocamos desde aquí al Más Allá, para que se nos aparezca el marqués de Santa Cara,  el hombre con rayos X en los ojos, cuyos poderes enfrentaron entre 1923 y 1924 a expertos de todos los pelajes, entre ellos al mago Houdini o al escritor Valle-Inclán. Según relatan las crónicas y anuncios de la época, el aristócrata podía atravesar objetos con la vista, ver cuando era imposible ver… Una sorprendente historia real que recuerda al argumento de la última película de Woody Allen.

Amigos, y amigas, de lo estrambótico, seguidores de lo insólito, con ustedes un caso que trajo de cabeza a las mejores mentes del país, el pequeño Nicolás de otro momento. ¡Creyentes y escépticos, pasen y lean. No dejen de asombrarse con magias y esperpentos! [» Seguir leyendo »]