Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

Doce palabras ‘caralludas’ que el castellano debería apropiarse del gallego

25 Jul 2018

Luis Landeira

proxecto ronsel ronsel.uvigo.es:

Como dijo un nacionalista, “los gallegos somos los negros de España”. Es justo, pues, que si somos de otra raza, tengamos nuestro propio idioma: o galego, un singular cruce entre portugués y castellano cuyo desarrollo fue entorpecido por dos españolísimos gallegos: Francisco Franco y su discípulo Manuel Fraga. ¿Resultado? Según los últimos sondeos, solo un 31’2% de los gallegos habla habitualmente gallego.

Sin embargo, el 100% de los habitantes de esas lejanas tierras del noroeste incorpora cientos de términos galaicos a su hablar cotidiano, hasta el punto de chapurrear una sublengua en sí misma. Ante el fracaso del gallego normativo, podemos decir que este castellano bastardo, cantarín, atropellado y trufado con palabras marcianas procedentes del gallego es, en el fondo, la verdadera lengua nacional de A Coruña, Lugo, Ourense y Pontevedra.

A continuación, vamos a pasar revista a una docena de vocablos típicamente gallegos. Valga este glosario como ayuda a turistas de otras autonomías, pero también como guante lanzado a la rancia RAE: son vocablos que deberían incorporarse ipso facto al Diccionario de la Lengua Española, como ya se ha hecho, por ejemplo, con meiga (bruja) o con morriña, esa sensación de tristeza que uno siente al estar lejos de miña terra galega, donde el cielo siempre gris y las personas no saben si suben o bajan. [» Seguir leyendo »]

17 palabras madrileñas para que te entiendas fetén con los chulapos de la capital

04 Ene 2018

Luis Landeira

Foto: Ayuntamiento de Madrid.

Decía Dámaso Alonso que “Madrid es una ciudad con más de un millón de cadáveres”. Pero cabría añadir que también hay un montón de muertos vivientes: 3.166.000 para ser exactos y según el último censo. No sé si peco de Perogrullo si digo que todos esos vivientes hablan por los codos, a excepción de los sordomudos. Y aunque no existe un idioma madrileño, sí hay una jerga típicamente madrileña.

Si acabas de llegar a la capital, al faro ibérico, al rompeolas de las Españas, y no quieres que te tachen de paleto, de guiri o de gilipichi tendrás que hablar como los madrileños. Para ello, basta que adoptes un tonillo chulesco, que gesticules muy mucho y que uses alguna de las palabrotas que te enseñaremos a continuación. Si al final de tu frase añades “que te lo digo yo”, miel sobre hojuelas. O sea, dabuten. [» Seguir leyendo »]