Strambotic

Noticias insólitas, bizarras e impertinentes

La revolución rusa que empezó por culpa del punto y coma

27 Mar 2018

Ad Absurdum

Tropas frente al Palacio de Invierno. Enero de 1905, momento del Domingo Sangriento. Fuente: Bundesarchiv.

El año 1905 fue muy convulso en Rusia. Los rusos estaban hasta las narices del zar y su régimen teocrático, y saltaban a la mínima. En agosto de ese año, para intentar calmar los ánimos después de meses de huelgas e insurrecciones, el zar anuncia la creación de la Duma, un parlamento consultivo. Parlamento consultivo; gracias por nada, Nicolás II.

Por supuesto, el censo electoral favorecía a los ricos sobre los pobres, no fuera que el régimen se descuajeringase. Y aunque la Guerra ruso-japonesa había llegado a su fin con el Tratado de Portsmouth, los rusos no estaban para mucho jolgorio, ya que habían sido humillados por Japón.

En ese contexto, llegó el mes de septiembre. [» Seguir leyendo »]

El batallón de los gigantes prusianos

17 Dic 2013

Iñaki Berazaluce

potsdam

El rey de Prusia, pasando revista a sus muchachotes.

En 1675 el rey de Prusia Federico I fundó el regimiento más alto de todos los tiempos, los “Gigantes de Potsdam”, una unidad del ejército prusiano al que sólo podían ingresar los soldados de más de 1,88 metros de estatura, una media altísima para los estándares actuales y mucho más para los del siglo XVII. Para hacerse una idea, el propio rey Federico medía 1,60 metros, lo que tal vez explique su obsesión por rodearse de un batallón de gigantes que, por cierto, jamás entró en combate en sus 130 años de existencia.

Una fuerza de combate formada por gigantes probablemente no sea más eficaz en un campo de batalla pero probablemente intimide bastante al enemigo en el fragor de la lucha. El “pívot” de este cuerpo que llegó a tener 3.200 soldados era el irlandés James Kirkland, de 2,17 metros, cuatro centímetros más de los que ostenta la rutilante estrella Pau Gasol, 4 de los Lakers al escribir estas líneas. [» Seguir leyendo »]