Tania Sánchez Melero

Si como decía Rilke, la patria es la infancia, mi patria es Rivas. Soy educadora social y licenciada en antropología y sigo estudiando convencida de que, como nos enseñó Brecht, los libros son armas. Me han llamado la diputada punkrocker de la Asamblea de Madrid quizá porque se me nota el barrio, y me gusta. Adicta a las series, aprendí con The Wire que la ciudad es la mejor metáfora del poder de clase y que, como dice Lester Freamon, hay que seguir el rastro del dinero. Juego de tronos me hizo pensar que Izquierda Unida bien daría para una serie en la que yo querría ser Khaleesi.