Tedetesto

Donantes y visitantes

Un ex juez, Gómez de Liaño, expulsado de la carrera judicial, ejerce la defensa numantina de un ex tesorero expulsado en diferido del PP. El nuevo abogado de Bárcenas, maestro en artimañas y conspiraciones y miembro de aquél sindicato del crimen que comandara Pedro J, "el señor de los tirantes", comparece en el arranque de la nueva temporada de "El Objetivo" de Ana Pastor. No se espera mucho de las declaraciones del leguleyo atado por la confidencialidad debida a su cliente. Las preguntas de Ana Pastor son más interesantes que las respuestas de Liaño, pero la periodista se caracteriza por su tesón y trata de acorralar a tan escurridiza pieza hasta que salta la liebre: En la mansión encantada de Génova 13 han desaparecido varios visitantes, empresarios y presuntos donantes a las arcas del partido, se sabe que estuvieron pero se han esfumado y se han hecho invisibles para las cámaras y los registros. Los misteriosos visitantes fueron  abducidos tal vez por asesores alienígenas contratados por el PP en alguna de esas lejanas galaxias que tan a menudo visitan los portavoces del partido que más ha colaborado con la Justicia en estos últimos años, de lo que se vanagloria María Dolores de Cospedal haciendo de la necesidad virtud. Claro que han colaborado, a los dirigentes nacionales, locales y autonómicos del partido popular se les ha visto muy a menudo por los juzgados, casi siempre como imputados que es una forma de colaboración, forzosa pero colaboración al fin y al cabo, colaboran y parece que van a seguir colaborando mucho tiempo, cuanto más tiempo mejor para ver si prescriben de una vez sus chanchullos y se olvidan sus chapuzas.

La última, a estas alturas ya penúltima, chapuza de los genoveses  ha sido la de los ordenadores manipulados que Luis el Cabrón se había olvidado en su inexistente despacho. El partido encargado de su custodia les ha sometido durante el cautiverio a toda clase de manipulaciones, extracciones y destrucciones hasta dejarlos irreconocibles pero las huellas de sus manazas sobre los indefensos aparatos delatan a estos ejecutores informáticos, implacables con los discos más duros, verdugos inexpertos y zafios, destructores de la memoria y secuestradores de datos. No hay que ser Sherlock para deducir que el cabrón de Bárcenas guardaba copias de todo lo destruido y que tal vez este asunto de los ordenadores abandonados y violados no haya sido sino una treta más para dejar a sus antiguos empleadores y compadres con las vergüenzas, si es que alguna les queda, al aire. Con la cantidad de "hackers" que se ofrecen en el mercado laboral al mejor postor, y el PP no ha sabido dar con ninguno, por lo visto los cachorros de las Nuevas Generaciones, entretenidos con sus banderas y sus símbolos, no se han aplicado mucho en las clases de informática. Para qué estudiar tanto si basta con tener el carné del PP en el bolsillo para encontrar un empleo de asesor de lo que sea o concejal de algo. Pero muchachos, el partido os necesita, el partido necesita recambios y algunas de sus mejores piezas ya no se fabrican y tenéis que estar dispuestos y suficientemente preparados para el relevo.

Cambios se anuncian también en los debates de la Sexta, nuevas caras y nuevas voces para iniciar la temporada. La incógnita permanece, algunos de los contertulios más veteranos han sufrido un enorme desgaste, están afónicos de tanto desgañitarse y se les ve fatigados. Aquí vendrían bien algunos jóvenes valores de las nuevas generaciones dispuestos a apoyar al partido del gobierno, hagan lo que hagan y digan lo que digan sus gobernantes, una promoción de "marhuendas" que ya debería estar formando en las aulas el omnímodo director de La Razón. El sueño de la razón produce monstruos pero Marhuenda es irrepetible (demos gracias) pero tal vez necesite más jóvenes y mejores escuderos para su infatigable cruzada. ¡Sus y a ellos!.