Plagio lo serás tú

Ya he visto Damages. Bueno, el primero episodio. Mira que la tenía en la cola de espera de series para ver desde los Emmy y he tenido que verla hoy en lugar de Perdidos por el pollo que se ha montado con Acusados. ¡Que no me valoran las cosas que hago por ustedes!

Miren, yo soy de los que se pasan la vida quejándose de que en todas las series españolas tenga que haber niños, abuelos, vecinos graciosetes y algún que otro representante “del pueblo llano” para abarcar el mayor espectro de audiencia posible. Así que cuando a algún ejecutivo se le va la olla y apuesta por un producto de género pensado para un público adulto y exigente, se me caen hasta las lágrimas.

En Acusados se va adivinando una trama más densa que el cerebro de un granhermano y que nos obligará a una concentración mayor que el técnico de sonido de La batalla de los coros. Luego está que te guste o no, pero al menos se les reconoce la apuesta y el esfuerzo.

Si el tono me ha parecido interesante y la trama con potencial, los actores los he visto más desiguales. No voy a descubrir nada nuevo sobre Blanca Portillo ni sobre José Coronado (interpétenme ustedes), pero sí voy a protestar por Silvia Abascal y algún que otro secundario de esos que no asumen que el arte dramático ha evolucionado desde el Siglo de Oro. Una periodista de Salamanca no puede comportarse como un personaje de Calderón de la Barca, hombreyá.

También el guión, bastante decente y con buen ritmo, tiene alguna lagunilla. Porque a mí mi jefa funcionaria me presta un loft como el que Blanca Portillo les apaña a los protagonistas y… bueno, acaben esta frase con la burrada que más les guste. Supongo que tienen pensado explicarlo (¿¿verdad??), pero de mano resulta bastante increíble.

Y ahora, a todos los que han acusado a la serie de plagio menos al primero que lo hizo: ¡dejad de copiar lo que ponen en otras webs! Estoy seguro de que media blogosfera se ha lanzado a denunciar la falta de vergüenza de cadena, productora y guionistas sin haber repasado (o visto) la serie original.

Las similitudes son más que evidentes y negar que ha habido más que cierta influencia sería una tontería digna de mí mismo, así que no lo haré. Pero de ahí al plagio… Me pongo pedante medio párrafo, permítanme. En cierta ocasión, un aspirante a escritor le pidio a Flaubert un argumento para demostrar lo bueno que era. El maestro le dijo: “Sí, apúntelo usted. Un hombre y una mujer se aman, punto final, si lo desarrolla usted con talento, le sale La Cartuja de Parma; ahora, no es probable”. A lo mejor no tiene nada que ver, pero si no voy de guay al menos una vez a la semana, reviento.

Mi teoría es la siguiente: Telecinco necesitaba cubrir el hueco de Sin tetas no hay paraíso y llamó a los que les habían hecho Motivos personales. Éstos tenían ideas muy buenas para series, pero algún esbirro de Vasile les decía todo el rato: “ay, no sé, no sé. ¿Pero esto se ha hecho antes?”. Hasta que, en un arrebato de genialidad, uno de Ida y vuelta les dijo:

SEDE DE TELECINCO. INT/NOCHE (SIEMPRE ES DE NOCHE ALLÍ)

Productor :Pero claaaaaaaaro. Si esto es Damages.

Ejecutivo: ¿Lo qué?

Guionista: ¿Qué dices? Pero si no tiene nada quff…

Productor: (dándole un codazo al guionista) Que sí, que sí. Una serie muy buena con muchos premios en Estados Unidos. Ya verás, ya.

Ejecutivo: ¿Y hay que pagar derechos?

Guionista: Pues una pastufff… ¡Que no me pegues!

Productor: ¿Derechos? ¡No, hombre, no! Esto le hacemos unos cambios con los guionistas, que cobran en cacahuetes y lo apañamos. Je.

Poco después:

ASCENSOR DE LA SEDE DE TELECINCO. INT/DÍA (RARO, ¿EH?)

Guionista: ¡Estás más loco que el guionista del último capítulo de Los Serrano!

Productor: Que no, que ahora le hacemos el piloto en ese rollo para que cuele y ya nos dejamos llevar. Verás como así convencemos a José Coronado también.

Guionista: Cielos.

Llevamos viendo series “inspiradas en…” toda la vida. Siete vidas era al principio un cóctel de Friends, Fraser y un par de comedias de éxito amaricanas más. ¿Los Serrano no tenía mucho de los Brady? ¿Podría haber salido Cuenta atrás antes que 24? Nuestro mercado es más pequeño y las televisiones necesitan referentes antes de lanzarse a grabar episodios como si fueran realities (de baratos), así que no nos debemos extrañar. La clave está en ver cómo se mueven a partir de ese punto de partida, en ver si logran separarse del referente original y tener un vuelo propio.

No seamos tan puristas, amigos. Ahora, si no se despegan en las próximas semanas, vuelvo aquí y les pongo a parir. Eso no lo duden.