Mi televisión y otros animales

¿Creen que no dormimos?

La pregunta está dirigida a los programadores y la respuesta es evidente: ni se lo plantean porque les importa un bledo (Amaranthus retroflexus).

El amable comentarista Creed preguntaba hace unos días por mi opinión sobre el horario de productos como las series de culto de La Sexta.  Fíjense que podría decir que me importa un comino (Cuminum cyminum), porque yo me mas bajo de Internet. Pero eso no está muy claro si es legal, así que me limitaré a examinar el proceso que lleva a los directivos de televisión a decidir esos horarios.

DESPACHO DE UNOS DIRECTIVOS DE TELEVISIÓN, MORDOR. INT/NOCHE.

Directivo1: Acabamos de comprar una serie cojon muy exitosa en Estados Unidos. ¿Cuándo la ponemos?

Directivo2: No me he traído las tabas. ¿Lo decidimos mañana?

Directivo1: ¿Mañana? ¿Qué ponen en la tele mañana?

Directivo2: ¿Qué te viene bien que pongan?

Directivos: ¡Jajaja!

Directivo1: Va, venga, vamos a decidirlo. Es una serie que es un éxito de audiencia con un público muy fiel. Fíjate si son fieles que hasta se la bajan de Internet.

Directivo2: ¿Para repasar?

Directivo1: Por supuesto. ¡No va a ser para verla cuando les venga bien!

Directivos: ¡Jajaja!

Directivo2: Pues si tiene un público muy fiel, que lo demuestren. La enchufamos a las dos de la mañana.

Directivo1: Venga, va. Y después enchufamos una serie infantil.

Direcivos: ¡Jajaja!

Y así es cómo se consigue que en España trabajamos un porrón de horas y rindamos tan poco. Una vez hablaba con un realizador de Más que coches sobre sus horarios de emisión. Me comentaba que su audiencia es tan fiel que la pueden putear porque siempre ven su programa. Vamos, como tu madre, que no importa las veces que te diga que te cortes el pelo, que tú sigues yendo a visitarla.

Con las series pasa algo parecido. Tienen una base fija de fieles, que con la poca gente que está delante del televisor en el late night, se convierten en una cuota de pantalla importante. Y todas las franjas computan en alguna medida para el promedio mensual y para determinar el precio de la publicidad.

Ahora ustedes me dicen: "pero si pusieran la series en otros horarios, a lo mejor tendrían índices similares y sería más rentable".  Ya. ¿Y quién es el valiente que enfrenta una serie de calidad contra Escenas de matrimonio?