Mi televisión y otros animales

Sagas familiares

Estos días estoy acoj atemorizadísimo cada vez que suena el teléfono. La mitad de las veces es mi padre para echarme la bronca:

- ¡No hay quien ponga la tele! Están todo el rato con lo mismo. ¡Qué vergüenza, de verdad! ¡Por qué no ponen nada decente?

- Padre, tienes más de treinta canales en el cable...

- ¡Y ponen en todos lo mismo!

Y me cuelga.

Mira que me cuesta creer que en TCM salga Ana Rosa. Aunque lo mismo sale Nacho Abad en algún cine negro de Fritz Lang, ahora que lo pienso. Pero no seré yo quien le lleve la contraria a esta fuerza de la Naturaleza.

En cualquier caso, le recomendé que viera Águila Roja, con lo que ha sido uno de los cinco millones de españoles que se tragaron el estreno de ayer. Hoy he llamado a casa para recabar información sobre el impacto. Primero hablé con mi abuela, el público objetivo de La 1:

- Hola, soy yo.

- ¡Hombre, milagro que llamas! ¿Quieres merendar?

- Abuela, son las once de la mañana. ¡Y estamos hablando por teléfono!

- Bueno, bueno, ahora te preparo unas galletinas para que lleves luego.

- Er... vale. Que te llamaba para que me hicieras la crítica de la serie que estrenaron ayer en La 1.

- Ay, hijo, yo no veo La 1.

- ¿?

- Es que dan sólo programas para viejos.

Nota mental: no comentar esto cuando hable con mis padres. Dejé la conversación con la abuela antes de que me obligara a llevarme un bizcocho que estaba haciendo y llamé a los autores de mis días:

- Hola, soy yo.

- Yo también -con estos diálogos nos ahorramos en la familia las pruebas de paternidad.

- Ah, hola, madre. ¿No está padre?

- Creo que está hablando con tu hermano por el otro teléfono, que ayer perdió no sé qué equipo y está indignadísimo -mi hermano es el que carga con las culpas de la sección de deportes.

- Llamaba para saber qué os había parecido la serie que os recomendé.

- Ah, muy bien, muy intrigante. Me gustaron mucho los decorados. Y los actores. Muy bien, muy bien. Bueno, ¡no me dormí!

He ahí la prueba definitiva de que Águila Roja va a ser un éxito arrollador.

Aproveché también para recomendarles Doctor Mateo, que se estrena el domingo en Antena 3 y mañana en la web. Pero de esto haré otro post luego, que se lo merece.

Y que necesito recuperarme de esta inmersión familiar.