Blog libre de Belén Esteban

Vale, antes de que se pongan a rebuscar en mi basura (con perdón) hasta encontrarla, afirmo que es libre de Belén Esteban a partir de ahora, de este post. Esta joven de San Blas (nada que ver con el Barrio Sésamo), ha copado la programación televisiva de las últimas semanas de tal modo que hasta los no futboleros hemos echado de menos un buen mundial o una Eurocopa.

Tras sorprenderme a mí mismo opinando sobre la vida de una persona a la que no conozco y comprobar que los medios respetan más el anonimato de su hija que el de las hijas del presidente del Gobierno, he decidido que es el momento de dejar de darle alas a la Esteban. Estoy seguro de que los vendedores de los zocos tunecinos ya acompañan sus gritos de “más barato que en el Carreful” con un “España, paella, Indurain, Belén Esteban”. ¡Y eso sí que no! Lola Flores no debe dejar de ser nuestra embajadora zoquil. Hay más motivos para declarar este espacio territorio libre de Belén Esteban:

Blog libre de BE

  • Porque hay personajes más importantes en España. Maticemos este punto afirmando todos juntos: ¡hay vida más allá de Callejeros! Y de Arena Mix, y de Comando actualidad
  • Porque ha conseguido que me de pena de Jesulín y estoy a punto de perdonarle el “toa, toa, toa”.
  • Porque puestos a ver ficción, hay guionistas que se inventan mejores historias que las suyas. Y no me refiero a Karmele Marchante.
  • Porque un país desarrollado como el nuestro no puede permitirse días en los que en Google se busca más a Belén Esteban que a Elsa Pataky (menos mal que Pilar Rubio mantiene el tipo).
  • Porque cada vez que ella aparece en un programa de televisión, Dios mata a un gatito. Es posible que este punto sea ligeramente exagerado. Dejémoslo en que un guionista llora.
  • Porque los chistes de Monica Lewinsky son infinitos. Los de Belén Esteban… también. En algún punto tenemos que cortar.
  • Y porque para personajes con esa morfología bocal, preferimos este:

Donald en Superegos

Y, con cutreces debidas a problemas de código, ya les he colado el spam de Superegos

Por todo esto y porque esta semana no tenía nada mejor que contarles, declaro este blog libre de Belén Esteban.

Siéntanse libres de adherirse a la campaña o de llamarme snob en los comentarios y sus propias bitácoras. En Salvamé no, que allí no me enteraré.