Los heroicos Serrano

Cualquier cosa que diga en este post es susceptible de que cambie totalmente de idea en siete días. Alguien dijo que juzgar una serie por su piloto es como valorar un libro por su cubierta. Salvo los de Ana Rosa, que es lo único diferente respecto a otros.

El punto de partida de Los protegidos es absolutamente marveliano (de Marvel, los de La Patrulla X): niños y adolescentes mutantes, perseguidos, temidos y potencialmente rechazados por la sociedad, y un par de adultos que intentan guiarles. No sé si se han pasado últimamente por algún instituto público, pero vaya, que sé de varios en los que no sobra ni el “mutantes”.

Con esto que les digo, no sé si habrán ustedes relacionado con el post que le dedicamos hace unas semanas a Misfits. ¿Sí? Pues no. El referente de los guionistas es claramente Heroes. Lo malo es que el de los productores tiene pinta de que va a ser Los Serrano.

La referencia a la serie americana es que, en general, parece que la escritura se ha centrado más en el hecho de que cuentan historias de gente con poderes que en la historia de una gente que, por casualidad, tiene poderes. Esto era el punto fuerte de Misfits. Mírenlo así: la trama de misterio o se resuelve rápido o acabará por aburrir. En el primer caso, sólo quedarán los personajes, y en el segundo, éstos serán necesarios para que aguantemos el tirón. Es como Salvamé, que en realidad no pasa nada y sólo sobrevive porque tiene a… oh, vaya. Maldición. ¿No podía haber puesto el ejemplo de Perdidos, yo?

A pesar de todo, el primer capítulo está bien contado y tiene un buen ritmo para presentar personajes y la trama principal. Hay actores que están mejor y otros peor. Por ejemplo, Antonio Garrido encuentra el punto justo que le faltaba en La chica de ayer. También es uno de los intérpretes que tienen algo más sólido que defender. Los niños de siete años no van a hacer a Travis Bickle, oiga.

Ojalá me equivoque, pero lo que realmente echa para atrás es que acaba con la sensación de que nos están engañando: nos han contado una historia de intriga y fantasía con potencia. Sin embargo, todo hace pensar que acabará por convertirse en un rollo costumbrista con pinceladas de los géneros apuntados en el estreno.

Y al final todo será un sueño de Antonio Resines

Off-topic total: me he abierto una tontería de esas de hacer preguntas. Y no me refiero a una reportera de la S… na, no me atrevo. Si tienen algún interés, visítenla antes de que me dé vergüenza y la borre.