Trabajar cansa

¿Por qué no montamos un Expocurrante?

"Asistimos a Expomanagement para aprender las tendencias más vanguardistas y sugerentes del management"  -Comunicado de la cadena hotelera Confortel- 

                             

 Si mañana su jefe llega a la empresa y convoca a todos los trabajadores para exponerles unas cuantas "ideas nuevas", póngase en guardia. Seguramente ha estado en Expomanagement, la feria de la gestión empresarial que desde ayer se celebra en Madrid, donde miles de directivos reciben las enseñanzas de los gurús de la cosa. Este año el tema estrella es por supuesto la crisis, aunque vista como una oportunidad, claro.

Si su jefe habla raro, con expresiones que usted no entiende, no se preocupe: dice lo mismo de siempre, pero ha aprendido el vocabulario de moda, toda esa cháchara que acompaña el management, y que a los ajenos nos resulta cómica.

Le adelanto algunos temas incluidos en el programa de conferencias de la feria, para que no le suenen a chino: junto a los ya clásicos conceptos de liderazgo, gestión del talento o motivación de equipos (impartida, por supuesto, por entrenadores de fútbol), y la inevitable inteligencia emocional, este año se llevan la hipergestión, el coaching ontológico (no me pregunte qué es), el líder interior, la empresa sensual o el "ojo de la mente". Le juro que no me lo invento, todo está en el programa, junto a la risoterapia empresarial y el marketing de guerrillas.

No se preocupe. En poco tiempo se familiarizará con todo ello y descubrirá, una vez más, que son sólo una máscara, una forma de disfrazar las viejas relaciones entre empresarios y trabajadores bajo un aspecto de modernidad. De eso se trata: de que no entendamos nada. Y este año, con la que está cayendo, hace falta más palabrería que nunca.

A ver si un día los trabajadores tomamos nota y montamos un Expocurrante, para recuperar el nombre de las cosas. Así empezamos a entendernos.