Trabajar cansa

Que no paren hasta encontrar a Lorca

"Con el dinero sobrante de la subvención se financiará una instalación en el parque dedicada al arte y la vanguardia" -Begoña Álvarez, consejera andaluza de Justicia- 

                                   

¿Lorca no está donde siempre creímos, en la fosa de Alfacar? No pasa nada, no nos desanimemos. En algún sitio estará enterrado, si no es allí, estará bajo otra tierra. Así que venga, a seguir buscando. 

Pueden empezar por las fosas más cercanas, en la misma provincia de Granada. Hay decenas identificadas, con cientos de asesinados, así que lo más fácil es abrirlas una a una y ver quiénes están dentro, por si está el poeta. Y si después de exhumarlas resulta que tampoco está, pueden seguir con las más de seiscientas fosas que hay en toda Andalucía, y que hasta ahora han dependido del esfuerzo y tenacidad de familiares y asociaciones. 

¿Que recuperan hasta el último cadáver de Andalucía y nada de nada? Pues ya puestos, sigan con las fosas del resto de España. Hay cientos donde buscar, muchas de ellas ya localizadas, así que paciencia y a excavar. Y cuando acaben, todavía tendrán el Valle de los Caídos, donde muchos republicanos fueron trasladados para hacer bulto, y quién sabe si uno de ellos no es Federico. ¿O vamos a renunciar a recuperar sus restos por un único intento fallido? 

Vale, me han pillado. Mi propuesta tiene truco, se nota demasiado. Pero no se lo cuenten a las autoridades, y si cuela, cuela. A ver si con la excusa de Lorca, para el que no escatiman medios, conseguimos el mismo trato y atención para los demás fusilados. Quizás tampoco encontremos al poeta, pero miles de familiares, que no piden carpas ni cláusulas de confidencialidad, podrán dar digno entierro a los suyos, y este país dejará de ser la vergüenza que es con tanto ciudadano en la cuneta. Como me decía ayer Cecilio Gordillo, esperemos que tras el espectáculo llegue la cordura. Del todo.