Trabajar cansa

La ardilla cruzará en AVE

"En 2020 España dispondrá de 10.000 km en líneas de alta velocidad; todas las capitales estarán conectadas." -Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte- 

                

Muchos estarán hoy de viaje, de regreso tras pasar la nochebuena en sus lugares de origen. La mayoría lo hará en coche, seguramente por alguna autovía. Otros en tren, y de ellos un buen número en alta velocidad, en alguno de los corredores ya existentes. 

Si les gusta el AVE, están de enhorabuena: en 2012 seremos el país con más kilómetros en todo el mundo, y la legendaria ardilla podrá cruzar de nuevo la península sin pisar el suelo, esta vez no por los árboles sino a trescientos por hora. Eso sí, de capital en capital y sin paradas intermedias. 

Si no les hace mucha gracia la alta velocidad, pues ajo y agua, ya que no habrá muchas más opciones. Basta ver lo que ha ocurrido en la línea más veterana, la de Sevilla-Madrid: el AVE se ha ido comiendo el tren convencional, y si hoy usted quiere viajar desde la capital andaluza a Madrid en tren, se encontrará con que no hay más que alta velocidad, con el billete más barato a sesenta euros por persona y trayecto. 

No digo que tengamos que echar doce horas para ir de Sevilla a Madrid, pero entre eso y las dos horas y media debería haber algo intermedio, más asequible, y que prestase servicio a localidades menores. Total, en la práctica la mayoría de ciudadanos puede permitirse uno o dos viajes de AVE al año, o ni eso. A cambio, hombres de negocios y altos funcionarios lo usan semanalmente, aunque su comodidad y rapidez la pagamos todos. 

Ya sé que decir esto no es muy popular. Del AVE sólo se cuentan cosas bonitas, y con esa buena prensa a ver qué alcalde acepta que su tren vaya a doscientos por hora en vez de a trescientos. Otro día si quieren hablamos de las autovías, en las que también somos campeones mundiales.